Cine
Noticias y opinión en la red

'Gangster Squad (Brigada de Élite)'

En Gangster Squad parecen existir dos películas que nunca se ponen de acuerdo entre ellas. Por un lado, tenemos un relato criminal de época de unos hechos dramáticos, plasmados en la novela original de Paul Lieberman, que trata de resultar minucioso y fiel en lo esencial con su referente, la trayectoria criminal del gangster judío Mickey Cohen (Sean Penn) y los intentos de una patrulla de la Policía angelina para frenar su expansión en plena Época Dorada de Hollywood. En definitiva, un thriller elegante y adulto en la línea de Enemigos Públicos, L.A. Confidencial y, sobre todo, Los intocables, el ya legendario filme de Brian De Palma protagonizado por Kevin Costner.

Pero por otro y en segundo lugar, la película no renuncia a ser thriller de acción repleto de caras atractivas para el público joven, que se esfuerza para aclimatar el "pulp" más hard boiled y musculoso, digno de un tebeo de Detective Stories, que se desprende del tratamiento de una historia, a las prioridades del blockbuster coral culminado este mismo verano con la ultragozosa odisea de Los Vengadores (y quizá vigorizado antes por el histérico Michael Bay en Armageddon).

Lo cierto es que, dado su comienzo, con la brutal tortura de un histriónico Sean Penn a uno de los mafiosos rivales (que termina literalmente esparcido por el suelo), todo hace anticipar que el director Ruben Fleischer, responsable de la fresca comedia Bienvenidos a Zombieland, ha optado con claridad por esa segunda vía, la de un espectáculo de violencia grotesca, imprevisible, acción e incluso nostalgia pulp, cosa contra la que un servidor no tiene absolutamente nada en contra...


Pero en Gangster Squad el exceso, pasión y por qué no, también la inteligencia de sus referentes simplemente brilla por su ausencia. Pese a tener todos los elementos para lograr algo impactante, la película parece afectada una constante tensión interna que Fleischer nunca acierta a resolver. Por un lado, el realizador trata de aportar una violencia estilizada y de cómic al largometraje, poblado además de una serie rostros icónicos y carismáticos se amoldan a la perfección al papel... pero a la vez permaneciendo fiel (demasiado) a un guión mecánico que trata de convencernos de que aquí existen ramalazos de gran cine.

Pero ese gran cine nunca llega, y Fleischer no da el suficiente pávulo a ese espíritu de cómic noir que parece brillar aquí y allá a través de su puesta en escena y que sin duda hubiera salvado el largometraje. El resultado es una obra insípida, sin brío narrativo y poblada de olvidos argumentales (¿dónde queda la subtrama amorosa entre Jerry y Grace?), que desaprovecha un reparto carismático (por mucho que no resulte siempre apropiado, caso de la habitualmente excelente Emma Stone) y que apenas esboza a sus personajes más allá de su planteamiento.

Una pena, ya que Fleischer disponía de casi todos los elementos para actualizar de manera significativa los logros de largometrajes como Los intocables o incluso El precio del poder, dada la caracterización de Sean Penn. Pero el resultado, al menos entretenido, brilla por su poco impacto. Gangster Squad tenía que haber desembarcado en las pantallas de EEUU el pasado septiembre, pero tras la trágica matanza en un cine de Colorado su estudio decidió aplazar el estreno para rehacer cierta secuencia de acción violenta, que tenía lugar precisamente en un patio de butacas. Parece que algunas otras cosas se quedaron en el tintero...

Acceda a los 5 comentarios guardadosClick aquí