Jueves 17 de Febrero
Actualizado a las 00:19:11
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

29
REBAJA LA CALIFICACIÓN DE LA DEUDA pública

S&P pone en duda la solvencia de España

Este martes fueron Grecia y Portugal. Ahora le ha tocado el turno a España. Poco después de que el FMI y el BCE urgieran a actuar sobre Grecia y Alemania dijera que para evitar la bancarrota se necesitarían  135.000 millones, Standard & Poor´s le ha bajado la nota a España.

LD / AGENCIAS

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's ha rebajado la nota de la deuda española a largo plazo hasta 'AA' desde 'AA+' con perspectiva 'negativa, lo que deja abierta la posibilidad de nuevos recortes de 'rating' a medio plazo.

Esta decisión tiene una gran importancia por dos motivos: en primer lugar, puede afectar al coste de la deuda pública española. El bono español ya cotizaba más de un 1% por encima del alemán. Esto quiere decir que al Tesoro Público español le cuesta mucho más endedudarse que al germano. En teoría, esta tendencia se intensificará tras la noticia de este miércoles. Además, en principio el rating soberano es el máximo al que pueden aspirar las empresas de un país, con lo que la rebaja de este miércoles perjudicará y encarecerá la financiación de las empresas españolas.

Además, la rebaja en la calificación tiene otra consecuencia, quizás menos aparente a primera vista, pero igualmente importante. Hay determinados fondos que sólo pueden invertir en activos con una nota determinada. Por ejemplo, puede haber fondos de pensiones que, ya sea por obligación legal o autoimpuesta, sólo pueden comprar deuda con nota AA+ o superior. En este caso, la rebaja de rating del miércoles dejaría al bono español fuera de su alcance, lo que complicaría y encarecería aún más la financiación del Estado.

La decisión se produce apenas un día después de que la calificadora de riesgos recortara la nota de la deuda griega a la categoría de 'bonos basura' y la de Portugal en dos escalones, hasta 'A-' desde 'A+', con una perspectiva "negativa" en ambos casos. La agencia Standard & Poors ha rebajado la calificación de la deuda española desde la categoría AA+ a AA con perspectiva negativa, debido a que considera que el país podría sufrir un "periodo adicional de crecimiento débil".

Las razones de S&P

S&P basa su rebaja en el hecho de que la economía española crecerá sólo una media del 0,7% entre este año y 2016, frente a la previsión inicial de que el PIB evolucionara en ese periodo por encima del 1%. Entre los lastres de la economía que pueden impedir un mayor crecimiento a medio plazo, la agencia cita el endeudamiento del sector privado español, del 178% de su PIB; un mercado laboral "inflexible" y la expectativa de que la tasa de paro alcance este año el 21%, así como la poca capacidad exportadora.

Además advierte de que en 2013 el déficit público estará aún por encima del 5% del PIB, a pesar de que el Gobierno tiene el compromiso de reducirlo al 3% para cumplir con el Pacto de Estabilidad europeo. Otra de las debilidades que señala es la de los activos financieros, y recuerda en este sentido que el pasado 15 de marzo revisó a la baja, hasta el grupo 3, la calificación de la banca española por riesgo país ante la posibilidad de que sufra importantes pérdidas por la morosidad crediticia.

Además avisa de que es posible que el sistema bancario español necesite más capital que los 27.000 millones de euros disponibles inicialmente a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Este instrumento, no obstante, cuenta con una capacidad de endeudamiento de hasta 90.000 millones. En concreto, S&P cree que el coste fiscal de apoyar a la banca será de al menos el 5% del PIB.

La rebaja de la calificación tiene una perspectiva negativa porque, según S&P, España podría tener dificultades para cumplir con la reducción del déficit público a la que se ha comprometido. No obstante, Standard & Poor's admite que subiría esta perspectiva a la categoría de "estable" si ve unas posibilidades más fuertes de crecimiento o en caso de que el país cumpla o mejore sus objetivos fiscales para este año o el que viene.

También al ICO y CORES

Además, ha rebajado también la calificación crediticia del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORES).

En un comunicado, S&P argumenta esta rebaja con las mismas razones con las que ha justificado la de la deuda española, que ha pasado de categoría AA+ a AA con perspectiva negativa.

Así, la menor calificación del ICO y de CORES (que también ahora se quedan en AA con perspectiva negativa) se debe a su percepción de que la debilidad económica de España va a prolongarse, lo que también va a mermar su posición fiscal.

Además, según S&P, el ICO es una "extensión financiera" del Gobierno, de ahí su papel "crítico" de cargar con los aspectos financieros de las políticas económicas que pueda poner en marcha el Ejecutivo.

A la hora de analizar a CORES, Standard & Poor's utiliza los mismos calificativos que con el ICO, al ser otro organismo totalmente ligado al Gobierno y sus decisiones, de ahí que se rebaje su calificación al mismo tiempo que la de la deuda española.

Recuerda en este sentido que la corporación es la encargada de asegurar que España cuenta con suficiente petróleo -la mayoría importado- para abastecerse, y sólo el Gobierno puede asumir por sí mismo esas facultades.

El diferencial con el bono alemán se mantiene en 110 puntos básicos

Todo apunta a que los mercados de deuda ya habían descontado la rebaja de rating que nos ha dado este miércoles Standard & Poors. Este martes cerraba en 130 puntos básicos el diferencial con el bono alemán. Este miércoles hacia el medio día alcanzaba los 130 puntos básicos, suavizándose hacia el cierre de la sesión hasta mantenerse de nuevo en el entorno de los 110 puntos básicos.

No obstante, aunque el diferencial de la deuda pública española y la alemana se ha ido reduciendo a lo largo de la jornada, se mantiene sin variación respecto a lo registrado al cierre ayer, cuando se situó también en 110 puntos. La evolución de la deuda de otros países, como Grecia, Portugal e Irlanda, también mostraba una reducción del diferencial respecto a las cotas matinales y de ayer.

Así, el diferencial entre la deuda griega y alemana bajaba a 689 puntos básicos al cierre (820 al mediodía), frente a los 718 puntos que registró ayer, cuando marcó un nuevo récord desde la creación del euro hace 12 años.

Por su parte, el bono portugués caía a 273 puntos (292 esta mañana) frente a los 276 de ayer, en tanto que el irlandés cerró hoy a 224 puntos hoy.

En concreto, los CDS sobre deuda española llegaron a cotizar hoy a 186.000 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles, frente a 197.545 dólares que marcaban la pasada jornada.

Según los datos de mercado recogidos por Efe, en el caso de Grecia, los CDS helenos bajaron al situarse en 745.320 dólares (794.055 dólares en la pasada jornada), en tanto que los portugueses lo hicieron en 325.560 dólares (357.590 dólares ayer).

 

Publicidad

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com
La Tienda de Libertad Digital La tienda de Libertad Digital Novedades Para ella Para él Vida y Hogar Salud Twin Cámara 2 en 1 Funda Cargadora iPad Vinobox + 6 Botellas Copas de Bohemia

También en Economía

IPIC COMPRA EL 96% DE LA COMPAÑÍA

Cepsa, de primera petrolera española a propiedad del emir de Abu Dhabi

Cepsa pasa de ser la primera petrolera privada de España a un activo más de la estatal IPIC.
tras el de navarra

Nuevo golpe judicial a los embargos hipotecarios

El juzgado hace alusión a que las entidades incluyen las viviendas en sus balances con su valor de tasación y no con el de la adjudicación en subasta.
ASAMBLEA DE LA CECA

Las cajas piden más tiempo y menos exigencias para su salida a bolsa

Isidro Fainé aseguró este miércoles que la patronal negocia para relajar las exigencias de capital y alargar el plazo para sus salidas al mercado.

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899