Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Emocionadas ovaciones al Rey, la Policía y la Guardia Civil en un abarrotado desfile del 12-O

El acto se ha celebrado en un clima político marcado por el desafío rupturista en Cataluña, con declaración de independencia suspendida esta semana.

0
Un desfile abarrotado y lleno de banderas. | EFE

El desfile militar ha vuelto a ser el auténtico protagonista del acto central de la Fiesta Nacional, que este año ha contado con la climatología como aliado, lo que ha llenado el Paseo de la Castellana de Madrid y no ha deslucido el espectáculo. Felipe VI, que ha presidido el acto vestido con el uniforme de capitán general del Ejército del Aire, ha estado acompañado en la tribuna de autoridades por el resto de la Familia Real: la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

El acto se ha celebrado en un clima político marcado por el desafío rupturista en Cataluña, con declaración de independencia suspendida esta misma semana. El público ha aplaudido a rabiar a los reyes de España; al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; y a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. También ha habido vivas constantes a las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Los reyes han llegado a la plaza Lima unos minutos después de las once de la mañana y allí han sido recibidos por el presidente del Gobierno; la ministra de Defensa; el JEMAD, general del Ejército Fernando Alejandre; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmen, que este año no se ha buscado una escusa para ausentarse de la Fiesta Nacional.

En las gradas principales estaban los presidentes de 14 comunidades y las dos ciudades autónomas. Como viene siendo habitual, faltaron los máximos representantes de las tres regiones que están en manos de los partidos nacionalistas: Cataluña (Carles Puigdemont), País Vasco (Iñigo Urkullu) y Navarra (Uxue Barkos). El único que se estrenaba era el presidente murciano, Fernando López Miras, que tomó posesión del cargo el pasado 3 de mayo.

Un año más hay que destacar la ausencia de los dirigentes políticos de Podemos, como Pablo Iglesias, que no sólo han decidido no ir al acto principal del 12-O sino que llevan varios días calificando la fiesta de la Hispanidad, que se celebra desde 1918, como un acto franquista y que conmemora el genocidio de pueblos indígenas.

Bandera de España y homenaje a los caídos

Tras un espectacular salto de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), que ha hecho bajar del cielo la bandera de España, el acto central del 12 de Octubre ha comenzado con el izado de la bandera, protagonizado por tres militares de la Guardia Real (uno de cada Ejército), un guardia civil y un policía nacional. Los honores a la misma han corrido a cargo de la Agrupación de Honores de la Guardia Real.

El tradicional y emotido acto de homenaje a los caídos ha tenido este año una novedad importante, pues Felipe VI ha estado acompañado en el momento de colocar la corona de flores por un representante de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT) y otro de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), para recordar a las víctimas que fallecieron por los atentados yihadistas que tuvieron lugar este verano en Cataluña.

También estaban presentes los embajadores de los países con víctimas mortales en esos atentados –Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Italia, Portugal y Reino Unido–, así como familiares de Ignacio Echeverría, el joven madrileño que perdió la vida a manos de los terroristas en el atentado de Londres cuando intentó prestar ayuda a una víctima que estaba siendo atacada.

Tras colocar el Rey la corona de flores en recuerdo a los fallecidos, se ha entonado el canto de "La muerte no es el final", a lo que ha seguido una salva de honores. La Patrulla Águila ha dibujado entonces la bandera española en el cielo de la capital, la primera de la apariciones que la carismática patrulla acrobática del Ejército del Aire ha realizado de este jueves al mediodía.

Desfile aéreo

Ha dado comienzo entonces el desfile aéreo, en el que han participado 78 aeronaves. En el cielo de la capital han aparecido cazas F-18, Eurofighter Typhoon, y F-5 del Ejército del Aire o el Harrier de despegue vertical de la Armada. También aviones A-400M, C-130 Hércules, C-295, Orion P3, Airbus A310, Falcon D900, CN-235, Canadair y Citation V del Ejército del Aire, así como un D-4 Vigma de la Guardia Civil, tras lo que se ha dado paso a los helicópteros.

Se han visto entonces AS 332 Super Puma y Sikorsky S-76 del Ejército del Aire; Eurocopter EC-135, NH-90, Cougar, Tigres y Chinook de la Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET); Sikorsky SH-60B, Augusta Bell 212 y SH-3D Sea King de la Armada, así como Eurocopter EC-135 del Servicio Aéreo de la Guardia Civil. El punto y final lo han puesto en su segunda pasada los cazas C-101 que conforman la Patrulla Águila.

Desfile terrestre

En el desfile terrestre han participado unos 3.900 militares y guardias civiles junto a 84 vehículos. Los primeros en desfilar han sido los componentes de la sección de motos de la Guardia Real, a los que han seguido el mando del desfile, con el General Jefe de la Brigada Paracaidista, Alfredo Pérez Aguado, a la cabeza. A él le ha seguido el mando de la BRIPAC, la unidad de veteranos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil y la unidad de Reservistas Voluntarios.

A continuación ha llegado otra de las novedades del desfile: las nuevas y denominadas patrullas temáticas. El objetivo era mostrar a los ciudadanos una muestra representativa del trabajo y material que se utiliza en las misiones en el exterior. La primera patrulla, denominada Protegida, ha mostrado material empleado por las Fuerzas Armadas en las misiones de Irak o Afganistán, con blindados con rodillos antiminas, un vehículo Husky con detector de minas o un vehículo de exploración y reconocimiento terrestre (VEC).

La siguiente, denominada Ligera, mostraba capacidades utilizadas en Líbano o Mali. Se han visto VAMTAC con mortero embarcado Soltam de 81 milímetros, una ambulancia junto a un vehículo de trasmisiones o dos mulas Falcata con capacidad para ser lanzadas desde una aeronave en paracaídas.

La tercera y última de estas patrullas temáticas ha sido la representación Atalanta, en la que se han podido ver, entre otros medios, los Scan Eagle, los RPAS (aviones remotamente tripuladas) que se encuentran embarcadas en los buques que luchan contra la piratería en el Océano Índico. Esto ha dado paso al resto de patrullas motorizadas, la de la Guardia Civil, la Policía Nacional –otra de las novedades del desfile– y la de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La Policía Nacional ha aportado al desfile vehículo patrulla Z; guías caninos; unidades de subsuelo; una representación de la UIP (Unidad de Intervención Policial), conocidos popularmente como antidisturbios; un vehículo Hummer y una muestra de su Grupo Especial de Operaciones (GEO) y de los desactivadores de explosivos (TEDAX).

El desfile de las unidades a pie ha sido abierto por el grupo de honores de la Guardia Real. Junto a la enseña nacional, otra novedad, la bandera de Líbano. El objetivo ha sido corresponder al homenaje que los militares de este país hicieron a las víctimas de los atentados de Cataluña de este verano pocos días después de los hechos, cuando tras arrebatar la ciudad de Raas-Baalbek a los terroristas de Estado Islámico, decidieron ondear la bandera de España junto a la de su país.

Ha sido el turno entonces de los batallones de alumnos. El primero en aparecer ha sido un batallón de alumnos de la Armada, seguido por un escuadrón de Alumnos del Ejército del Aire, un batallón de la Academia Central de Defensa, un batallón mixto de alumnos de la Guardia Civil –que incluía otra novedad, una compañía de 120 gendarmes franceses que se están formando en la academia del Instituto Armado en Valdemoro–. Ha cerrado esta parte un batallón de alumnos del Ejército de Tierra.

La segunda agrupación a pie la ha abierto un batallón de la Armada, entre los que se incluían una brigada de marinería de Unidades de la Flota o una compañía de Infantería de Marina. Acto seguido ha tocado el turno del escuadrón del Ejército del Aire, entre los que han destacado los efectivos del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC). Ha cerrado esta parte del desfile un compañía de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La tercera agrupación a pie pertenecía en exclusiva al Ejército de Tierra y en ella han participado, entre otros, tres compañías de la II Bandera Paracaidista Roger de Lauria; un batallón mixto con miembros de la brigada acorazada Guadarrama XII,el mando de artillería antiaérea, o el regimiento de Infantería 64 de Cazadores de Montaña. Para finalizarlo, un batallón del Regimiento Inmemorial del Rey nº1.

En este último batallón se ha podido ver otra de las novedades del desfile. Y es que algunos efectivos del Inmemorial del Rey han desfile con trajes de época para conmemorar el 450 aniversario del Camino Español, la ruta terrestre por Europa creada en tiempos de Felipe II para llevar dinero, material y tropas desde España y sus posesiones en lo que ahora sería el norte de Italia (Milán) hasta Bruselas.

La Legión y el Tabor de Regulares

La última agrupación a pie, como cada año, ha estado compuesta por las unidades que desfilan con una cadencia de paso específico, que suelen ser las más esperadas del evento. Con una cadencia de 160 pasos por minuto -la cadencia habitual es de 124 pasos por minuto- han desfilado miembros del Tercio Gran Capitán de La Legión, que han desfilado con su tradicional mascota: Roco, un macho cabrío que hizo las delicias del público.

A continuación, bajo toque de nubas, ha entrado en escena el Tabor de Regulares, que destaca por su cadencia de paso lenta y por su llamativa vestimenta. A 80 pasos por minutos desfiló el Tabor AlhucemasI/52. La faja roja de su uniforme indica que su base se encuentra en Melilla. Los regulares de Ceuta llevan esa misma faja de color azúl.

Como es tradición, la parada militar concluyó con el desfile de las unidades a caballo. La primera en entrar en escena fue la sección Hipomóvil de la Batería Real, cuyo llamativos caballos hispano-bretones tiraban de piezas Scheneider del calibre 75/28 del año 1.906. Después, y concluyendo el desfile miliar, un escuadrón de Caballería de la Agrupación de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    2. Junqueras intenta reunirse con grandes empresas... pero le dan plantón
    3. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    4. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    5. El discurso de Antonio Tajani que puso en pie al Campoamor
    0
    comentarios

    Servicios