Opinión
Noticias y opinión en la red
Fin del tripartito

ERC, ETA y Zapatero

Por una vez estoy de acuerdo con Carod Rovira cuando ha dicho que Zapatero está cumpliendo con ETA, pero que con ERC se ha mostrado cicatero y tacaño. Estas palabras de Carod-Rovira han pasado desapercibidas para la opinión pública, pero revelan con suma claridad la situación del Gobierno de Zapatero. Nadie mejor que el dirigente de ERC, gran amigo de los criminales de ETA, para reconocer que el Gobierno está entregado a los dictados de la banda terrorista. Algunos han dicho que Carod Rovira ha sufrido un ataque de celos, que se siente despreciado y minusvalorado por Zapatero, que éste prefiere a ETA antes que ERC, pero nada de eso es verdad. Carod, con estas palabras, no hace otra cosa que levantar acta de los hechos y denuncia los incumplimientos de Zapatero con su formación "política".

Zapatero le prometió a ERC un Estatuto para separarse casi de modo inmediato de España, pero sólo les ha dado un instrumento para seguir destruyéndola y, de paso, dejar sin ningún tipo de salida política a una comunidad hundida por políticos mediocres incapaces de salir de su ridículo complejo de inferioridad. El Estatuto de Cataluña es, ciertamente, inaplicable. Es un bodrio sin sentido. Porque Carod Rovira sabe que eso es así, entreve que ha hecho el ridículo con Zapatero. Empieza a comprender ahora que él sólo era una coartada para darle todo a ETA. Como encargado de canalizar la violencia contra las instituciones democráticas, contra España y su Constitución, Zapatero no le puede prestar la misma atención a ETA que a ERC. Los crímenes de ETA son, sencillamente, incomparables con la violencia de ERC.

Pero, aparte de ese malvado motivo terrorista, tiene que haber seguramente otras razones que llevan a Zapatero a darle a ETA todo lo que pida. ¿Cuáles son esas razones? Las desconozco. Quizá tengan relación con el 11-M. Quizá. Lo cierto es que tienen que ser muy poderosas. Y si no, cómo explicar que, mientras el Gobierno no deja de insistir en las bondades de los dirigentes de Batasuna y ETA, los comunicados de la banda terrorista son cada vez más duros. El último zutabe que se conoce resulta escalofriante. Nada le concede ETA al Gobierno. Dice con absoluta desvergüenza que "si Zapatero quiere seguir en La Moncloa, tiene que satisfacer todas sus peticiones". O el Gobierno cumple las exigencias de ETA, a saber, amnistía para todos los presos, anexión de Navarra y proceso de autodeterminación, o se va a la calle.

¿Qué lección sacará Carod de esta entrega de Zapatero a ETA? Está a la vista: cuanto más violento es un grupo, más y mejor lo satisface Zapatero. Terrible, pero, sin duda alguna, nadie espere que está lección aplaque a ERC. Por el contrario, de este oscuro proceso estatutario, la formación de Carod sale más agresiva y violenta. Por otra parte, con estas palabras Carod está confirmando lo que es una sospecha generalizada en la opinión pública: ETA sabe tanto sobre Zapatero y el 11-M que no hay otra solución que darle todo lo que pida, empezando por cargarse al presidente de la AVT, José Francisco Alcaraz, que es uno de los pocos hombres en España que no trafica con las palabras democracia, dignidad, memoria y justicia. Por cierto, ¿quién es el infame, el pagado y tapado de este Gobierno, que quiere desplazar a Alcaraz para despolitizar a la AVT, o sea, para sacrificar el mayor bien de las víctimas, su lucha por la democracia, a un gobierno que pacta con ETA y no quiere saber quien está detrás del 11-M?

En fin, Zapatero, el "pacificador" según sus ideólogos, no hace otra cosa que crear violencia y destrucción. Sí, sí, tanta es la tensión creada por este hombre que ha dejado a su Gobierno doblemente atrapado: por un lado, ERC puede determinar cuándo hay que convocar elecciones generales y, por otro lado, ETA –no crea Zapatero que lo van a respetar a él más que Aznar– puede decidir, por desgracia, quién las gana. La situación no puede ser más alarmante.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular