Opinión
Noticias y opinión en la red
Libro del día

Nerón como fue

Posiblemente Nerón sea uno de los escasos emperadores romanos que resultan familiares para el gran público. Como en el caso de Claudio, el conocimiento –siquiera del nombre– ha venido relacionado fundamentalmente con un medio bien distinto de la lectura. A Quo Vadis? hay que agradecerle, en realidad, que a millones de personas les suene Nerón; y al genial actor Peter Ustinov, que esa misma gente tenga una imagen penosamente deformada del que fue notable emperador.

La biografía escrita por Pilar Fernández Uriel –sin ningún género de dudas la primera especialista española en la figura del emperador– y el joven, jovencísimo, Luis Palop tiene el mérito de reconstruir de manera minuciosa y documentada la vida y la obra de Nerón. A eso hay que sumar que lo consigue sin caer ni en el fárrago, ni en el aburrimiento, ni en la lección magistral en el peor sentido del término; digo en el peor sentido del término porque en el bueno, este libro sí que constituye un ejemplo de lo que puede ser una biografía sólida y, a la vez, amena.

Por sus páginas no sólo desfilan con naturalidad personajes como Séneca, Galba o Agripina, sino también temas espinosos como el del incendio de Roma, la reforma fiscal de Nerón, el asesinato de Agripina o la supuesta locura imperial, y siempre son tratados con rigor. El resultado es tan logrado que, en ocasiones, hasta da la sensación de que al volver una página emergerá un carro cargado de pescado para el mercado de Roma o de que se cruzará uno con los comensales de la Domus Aurea. Se trata, pues, de un libro que merece la pena leer, que se disfruta y que, muy especialmente, nos recuerda que la Historia, incluida la Antigua, puede constituir una lectura apasionante.


Pilar Fernández Uriel y Luis Palop, Nerón. La imagen deformada, Madrid, Aldebarán, 222 páginas.