Opinión
Noticias y opinión en la red
Análisis de la jornada

El Madrid se dispara

Malas sensaciones en el Barça que combinan con muy buenas en el Madrid. La dualidad siempre ha existido. Cuando un equipo va mal, el otro va bien y viceversa. Seis puntos de ventaja en la jornada 13, a dos semanas del clásico. Mal momento para que el Barcelona empiece a derrumbarse.

Quien esto escribe no piensa, ni por un momento, que se ha acabado el ciclo en el Barça. Por no acabarse no lo ha hecho ni la primera vuelta, ni ha llegado el partido del Bernabéu, el 10 de diciembre. Sí que es cierto, y eso es una obviedad como un templo, que el Madrid está mucho mejor ahora que su eterno rival y es por méritos propios.

Le pasa algo al Barça cuando juega como foráneo. Le pasó en Valencia, San Sebastián y Bilbao, y le pasó en Getafe este fin de semana. El Barça ha perdido 9 puntos lejos de casa y otros dos en el Camp Nou (Sevilla). Hace dos temporadas perdió quince puntos en total, y el año pasado 18. Este año ya casi los ha perdido.

Bien es cierto que el Getafe jugó a controlar, a no jugar. Pero es que a este Barcelona se le puede hacer daño no jugando. Cuando es más fácil que doblen la rodilla es haciendo espesos e intragables los partidos. Así fue el del Coliseum el otro día. Pero al Getafe le funcionó

El Madrid tuvo delante a su vecino, que ya casi es el vecino que todo el mundo quiere. Simpático, afable, te deja entrar en casa para que hagas lo que quieras y cuando te visita te cuida la casa, no vaya a ser que se manche. Van 12 años sin que el Atlético le tosa al Madrid, y los que quedan. Y eso que los rojiblancos, el sábado, fueron mejores once contra once y estaban ganando. No podemos hablar de lo que hubiera pasado de no haber sido expulsado Courtois y seguir en igualdad numérica. Se puede intuir, insinuar que el Madrid, por calidad, hubiera acabado ganando, pero no se pueden hacer juicios con exactitud.

Tampoco se puede hacer demasiado caso de que los rojiblancos establezcan en el árbitro su punto de mira. Es de guasa. Los dos penaltis son claros y las dos expulsiones también. Incluso alguna amarilla más para los visitantes no hubieran estado mal dada la violencia que utilizaron en algunas entradas.

Con el Madrid disparándose dirección título de Liga, también pasan por detrás cosas interesantes. Me quedo con que el Valencia aguanta el tipo y que el Levante volvió a ganar, tras tres semanas sin hacerlo. Mérito enorme y cuartos en la general, esperando a salvarse casi seguro a mediados de febrero. Increíble.

          

Daniel Blanco es subdirector de Goles