Menú

Urdangarín busca el apoyo de su madre

Claire Liebaert, que este año se quedó viuda, tiene orígenes aristocráticos belgas. Mujer tremendamente discreta, es el principal apoyo del duque.

Chic
5
El duque de Palma | Cordon Press

Ante la difícil situación por la que está pasando, tanto a nivel judicial como en el seno de la Familia Real, el duque de Palma se refugia en su familia, quienes le muestran su apoyo a pesar de estar imputado por delitos de blanqueo de capitales, prevaricación, fraude, falsedad documental y malversación de caudales públicos.

Aún no se ha cumplido un año de la repentina muerte del padre de Iñaki Urdangarín, y a pesar de esta pérdida, Claire Liebaert ha demostrado tener una enorme entereza durante el peor año de su vida.

Desde la muerte de Juan Urdangarín y la imputación del marido de la infanta Cristina en el Caso Nóos, la familia se ha volcado por completo en el duque de Palma -en parte por sus supuestos problemas económicos- y en Claire Liebaert, la desconsolada viuda y madre de Iñaki Urdangarín.

Así, el pasado verano pudimos ver a buena parte de los hermanos de Iñaki, así como a él, a la infanta Cristina y a sus hijos, veranear juntos en  Bidart, la localidad del País Vasco Francés situada junto a Biarritz.

Claire Liebaert, de orígenes aristocráticos belgas y mujer tremendamente discreta, ha vivido uno de los peores años de su vida pero afortunadamente cuenta con el apoyo de toda la familia, incluido su hijo Iñaki, a pesar de que éste también pasa por momentos especialmente delicados.

El pasado fin de semana, tanto Claire como su hija Lucía viajaron a Barcelona para estar en la celebración del 12º cumpleaños del segundo de los hijos de los duques de PalmaPablo Nicolás. Después de tres años sin celebrarlo en España -ya que la familia vivía en Washington-, el pequeño ha podido tener a su familia unida en una celebración tan especial.

Al día siguiente del cumpleaños del pequeño, Iñaki Urdangarín y su hermana Lucía salieron de la casa que los duques de Palma tienen en Pedralbes para pasear y hacer algunas gestiones.

Iñaki Urdangarín aprovechó para dar un paseo a su perro, mientras que Claire y su hija Lucía caminaban junto a él de la mano. Los tres caminaron tranquilos y relajados, aprovechando además el duque de Palma para comprar el pan. Preocupado por el medio ambiente, Iñaki Urdangarín salió de casa con su propia bolsa, en este caso de una ONG que lucha por mejorar las condiciones de vida de Haití.

Tras esta pequeña compra los tres volvieron a casa, pero en el camino de vuelta fue Iñaki quien caminó de la mano de su madre. Aunque no se sabe quién estaba más preocupado por el otro.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Decimoséptima edición de 'Memoria del comunismo' de Federico Jiménez Losantos
    2. Federico: "Casado ha perpetrado la mayor traición del PP a sus votantes desde Rajoy en 2008"
    3. Sánchez impulsará la jubilación forzosa y el registro obligatorio de horarios
    4. El Gobierno no descarta fletar cinco Falcon para desplazarse a Valladolid
    5. Javier Gómez de Liaño: 'El gran banquete del Consejo General del Poder Judicial'
    0
    comentarios

    Servicios