Menú

Seth McFarlane: musical clásico y oda a los pechos

Les contamos en directo el monólogo de Seth McFarlane al comienzo de los Oscar. 

0
Les contamos en directo el monólogo de Seth McFarlane al comienzo de los Oscar. 
Los premios

Seth McFarlane elaboró un número inicial mucho más largo de lo habitual que fue de menos a más. El creador de Padre de Familia y director de Ted cambió la dinámica de las introducciones cómicas de la gala, combinando el vapuleo a las estrellas con guiños al Hollywood clásico (en los números musicales) pero montando una historia propia con Star Trek, viajes en el tiempo y los números de baile tan habituales en su serie de televisión. 

"Nuestro intento de que Tommy Lee Jones se ría empieza ahora", clamó McFarlane al principio de una introducción en la que rebautizó Amor de Haneke como This is ninety, jugando con el título original de la película de Judd Apatow Si fuera fácil, y en la que no escatimó bofetadas a los asistentes, como la dirigida a Ben Affleck, director de una película sobre un "rescate de rehenes tan secreto que la Academia no conoce a su director". Djando desencadenado es "la historia de un hombre que lucha para rescatar a su mujer sometido a una violencia increíble, o como dirían Rihanna y Chris Brown, una cita". 

El mismísimo capitan Kirk interpretado por William Shatner apareció en escena desde el siglo XXIII para advertir a McFarlane de su desastrosa actuación mostrando los titulares del día siguiente. "Dime qué hago mal", preguntó éste. "Vas cantar una canción muy ofensiva que molestará a todas las actrices"... y dio comienzo la canción "Te vi las tetas" (I saw your boobs), en la que McFarlane recopiló todos los desnudos de las estrellas femeninas en la hsitoria reciente... "En 2015 irás al psicólogo", sentenció Shatner.

El diálogo con su ídolo continuó dando cancha al gusto de McFarlane por el musical del Hollywood clásico. A continuación, el actor y director mostró un vídeo de la película El vuelo interpretada con calcetines ("no está tan mal"), y fue reprendido por Shatner a continuación. "Eres un blanco en el año 2013, no puedes tener una mano negra". Tras esto y el número de Joseph Gordon-Levitt, y un nuevo gag que acabó con McFarlane llevándose a Sally Field a su casa en un Corvette de los setenta (el previsible homenaje a Los caraduras del friki de McFarlane), el director y actor puede presumir de haber hecho los deberes en su primera incursión en los Oscar... aunque su labor en el resto de la gala fue otro cantar.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios