Menú

El testamento multimillonario de Don Juan de Borbón

Además, poseía un legado inmobiliario valorado en más de 350 millones. En total, cuentas más inmuebles sumarían unos 1.100 millones.

0
Además, poseía un legado inmobiliario valorado en más de 350 millones. En total, cuentas más inmuebles sumarían unos 1.100 millones.
Don Juan, con su hijo, el Rey | Archivo

Don Juan de Borbón, hijo de Alfonso XIII y padre de Juan Carlos I, ha quedado retratado para la historia como alguien que vivió sin la holgura económica que habría correspondido a esta posición de eslabón entre dos monarcas. Sin embargo, según informa La otra crónica de El Mundo, a su fallecimiento dejó una fortuna de 1.100 millones de pesetas, que incluía 728,75 millones en fondos depositados en cuentas en el extranjero.

El padre del actual Jefe del Estado falleció el 1 de abril de 1993, víctima de un cáncer. La apertura de su testamento revelaría un legado compuesto por propiedades inmobiliarias valoradas en más de 350 millones de pesetas: el chalé familiar de Puerta de Hierro (Madrid), un apartamento en Estoril y parte de un inmueble de oficinas en la Gran Vía madrileña. Pero, sobre todo, el grueso de patrimonio lo constituían tres cuentas domiciliadas en Suiza: una en Ginebra y dos en Lausanne. En total, cuentas más inmuebles sumarían unos 1.100 millones.

Así queda reflejado en la documentación "Tramitación y cumplimiento de las voluntades testamentarias" que da cuenta del reparto de la herencia del conde de Barcelona. En uno de sus apartados, "Saldos exteriores", se desglosan estas cuentas en el extranjero.

La primera de ellas, a la que los documentos se refieren como "de usufructo", estaba depositada en Lausanne. Era la número 28.668-2L4B de la S.B.S, siglas de la Société de Banques Suisse, y tenía 3.032,000 francos suizos (FS) –en realidad, su saldo a la muerte de don Juan era de 3.577.851 FS, pero poco después se retiró el equivalente a 50 millones de pesetas para la infanta Margarita por orden de su padre-. El montante de la segunda, la "cuenta corriente en Lausanne", ascendía a 1.622.324 FS. Y la tercera, "cuenta corriente en Ginebra", contaba con 2.755.600 FS. En total, 7.955.775 FS que, al cambio de entonces –91,6 pesetas en octubre, cuando se liquidó la herencia- suponían 728,75 millones de pesetas.

¿Cómo se repartió?

Al rey le correspondieron tres partidas de 2.500.000, 533.000 y 1.067.744 FS. En total, 4.100.744 FS –375.628.150 pesetas al cambio de la época-. Tres cheques por valor de estas tres cantidades fueron ingresados el 21 de octubre de 1993 en la cuenta 10031 de Sogenal –Société Genérale Alsacienne de Banque-, en Ginebra.

La segunda por orden de importancia del legado recibido fue la infanta Margarita, quien se quedó con el apartamento en Estoril y a quien le correspondieron 1.335.289 FS –122,3 millones de pesetas-, cantidad ingresada el 21 de octubre de 1993 en la cuenta número 10636 también de Sogenal, en Ginebra.

La hija mayor de los condes de Barcelona, doña Pilar, de 76 años, heredó 1.434.367 FS –131,4 millones de pesetas-, divisas que fueron convertidas en dólares y enviadas a la cuenta corriente 600-24-001 de J. P. Morgan en Nueva York.

Por su parte, María de las Mercedes, fallecida en 2000, tenía entre 120 y 130 millones de pesetas a la muerte de su marido.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia