Menú

Un nuevo disgusto para Isabel Pantoja

Toda la crónica del corazón de la mano de Carmen Jara, Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno.

0
Toda la crónica del corazón de la mano de Carmen Jara, Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno.
Isabel Pantoja | Cordon Press

Nuevo disgusto para Isabel Pantoja. Según ha contado Antonio Rossi en El Programa de AR, su hija pequeña tiene intención de independizarse e irse a vivir con su novio. La joven está a punto de cumplir los 18, y quiere marcharse con Alberto, el chico de 21 años con el que sale desde hace meses. A la cantante le llueven los problemas: los judiciales, el enfrentamiento con los Rivera Ordóñez por la herencia de Paquirri o el no poder ver a su nieto. Y ahora, la marcha de su hija, decisión a la que se opone completamente.

Los británicos aprovechan cualquier excusa relacionada con la monarquía para salir a la calle. Este miércoles el motivo ha sido el bautizo real del príncipe Jorge, un niño rollizo que de momento crece ajeno a lo que le espera dentro de lustros: su abuelo Carlos acaba de cumplir 65 y todavía no huele el trono. Sin embargo el bebé no ha sido el protagonista de la ceremonia: la hermana de Kate Middleton, Pippa, se ha convertido, una vez más, en la estrella. Al igual que hizo hace dos años en la boda real, ha elegido un atuendo tan parecido al de su hermana que era difícil no confundirlas.

Sara Carbonero, otra famosa que se pasa al diseño. La presentadora ha colaborado con la firma The Hip Tee y ha creado una línea compuesta por cuatro camisetas y dos sudaderas que lleva por nombre The Hip Tee By Sara. La decoración incluye cruces, el uso de palabras como Believe o el número 12, una cifra "muy especial" para Sara, según reconoce ella misma (el 1 hubiera cantado demasiado). El resultado son diseños facilones bastante poco originales que parecen cómodos.

Pamela Anderson también opina sobre los toros. La actriz americana, animada por PETA, ha enviado una carta a varios miembros del Senado español en la que les pide que rechacen el proyecto de ley para reconocer las corridas como Patrimonio Histórico Cultural. En la misiva, la rubia se hace un poco de lío: dice que algunas ciudades españolas ya han prohibido los toros (en referencia a Cataluña, se supone), y anima a los políticos a la abolición para "ganarse corazones como el suyo". Con todo lo de fuera, se supone.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD