Menú

El photoshop de la portada de Raquel Mosquera en 'Interviú'

Alaska, Carlos Pérez Gimeno y Carmen Jara discuten sobre la polémica nueva portada de Interviú.

0
Crónica Rosa: Una exclusiva de 15 millones de euros Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha versado sobre los "problemas físicos y metafísicos" del desnudo en Interviú de Raquel Mosquera. Una portada que, tal y como aseguró Federico Jiménez Losantos, "no encaja con la gravedad", y que según los tertulianos Alaska, Carlos Pérez Gimeno y Carmen Jara, implica alguna clase de arreglo visual.

Según Alaska, en la portada de Interviú "hay photoshop para mejorar calidades de piel, pero no se ha cambiado lo que hay". Todo lo más, aseguró la cantante en esRadio, algún "recorte" para crear una "anatomía más recogida, más acorde con las pin ups de los 50 y 60" que se trata de imitar. Alaska se declaró abiertamente a favor del desnudo de Mosquera, ya que "Interviú no es Penthouse, tiene que tener ese punto de ejercicio de estilo que es lo que es, no algo artístico y no pretende otra cosa".

El tema enlazó directamente con otro desnudo a colación del triunfo en las elecciones europeas de Marine Le Pen, que ha liderado un inaudito despegue del Frente Nacional de insospechadas consecuencias. Hace años, cuando se divorció de Le Pen padre, Pierrette Lalanne, protagonizó un reportaje para la edición francesa de Playboy -año 1987- en el que aparecía desnuda y vestida de "doncella francesa porno".

"Como el de Raquel Mosquera, no tan ampulosa y opulenta, pero jamona como dirían los castizos. Vestida de doncella porno, fregando un suelo que no tenía una mancha. Con ese toque francés que no es el de Interviú, pero la sugerencia guarra estaba perfectamente clara", aseguró Federico Jiménez Losantos.

Y para acabar la crónica de tan lúbrica jornada, Kate Middleton. Y es que a la princesa de Cambridge, siempre recatada y elegante, al final "siempre le pasa lo mismo". La publicación alemana Bunte se atrevió a publicar ayer, después de un mes, una imagen en la que el viente australiano levantó su falda dejando ver su trasero. Una foto en la que parece que la duquesa no lleva ropa interior real -se trata de una ilusión óptica- y que ha llevado a todo tipo de especulaciones. "Mi tesis es que no es concebible que vaya sin nada. Esto ya le pasó a Francesca Thyssen, que en la boda con Tita se le enganchó el vestido y apareció un solemne tafanario", recordó Jiménez Losantos.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD