Menú

Alba de España

Alba Carrillo nunca defrauda. Telecinco cree que tiene una verdadera mina, y en el fondo tiene mérito: es la más pava de España.

Rosa Belmonte
0
Alba Carrillo en Telecinco | Imágen TV

Alba Carrillo nunca defrauda. En la parte final del verano Aramís Fuster ha entrado en tromba como personaje cómico ("Con tus pellejos me he hecho unas bragas", dijo a Matamoros), pero Alba resiste. Tras acabar la última intentona de Hable con ellas le han buscado acomodo en El debate de GH. Telecinco debe de creer que tiene una mina. En el fondo, tiene mérito haber dado con la tía más pava de España. Sí hay que reconocer que a Hable con ellas, cuyo signo diferencial de la última temporada ha sido la ex de Feliciano López, le pasa como a Mae West y cuando es malo es mucho mejor. Sin necesidad de malicias o zorricias, el programa es rematadamente malo. Esa ha sido su gracia. Y las cosas de Alba. Estrellarse en el tobogán, recibir bailando (con Rociíto) a Fernando Arrabal, pedirle al escritor que le hablara de "su estilismo" o reír como una niña (también con Rociíto) cuando este recitaba un poema de Houellebecq. "Primer verso: Todo hombre quiere que la mujer más bella del mundo le chupe la po…". El segundo verso y el tercero eran iguales. Y ya el cuarto concluía: "El resto es tecnología".

También está el día en que Alba se revolvió contra Olvido como si esta fuera la Hester Prynne de La letra escarlata y ella Pilar Primo de Rivera guardando decencias. Olvido Hormigos había comparado su situación con la de Alba Carrillo, por las infidelidades de Feliciano. Y la otra se levanta y suelta: "Aquí no soy la entrevistada, soy la presentadora, y me tienes que respetar". Y más: "Tú no eres un ejemplo para las mujeres. No tienes vergüenza. No vendas que estás protegiendo a tu familia, porque les estás vendiendo un padre y una madre ideal que no se miran a los ojos y luego te pones a follar entre dos coches". Belén Esteban jamás ha dicho algo semejante.

Alba Carrillo no aguanta un asalto con Olvido Hormigos. El domingo comprobamos que tampoco lo aguanta con Ylenia. Carmen Alcayde, a propósito de Bea, concursante que se define como choni-pija, dijo sobre Ylenia que en el pasado había sido choni pero que ya no lo era. "No, qué va", soltó Alba Carrillo. Ylenia atacó: "Prefiero ser choni a que todo el mundo me conozca como la ex de. Él te pegó la patada en el culo y por eso has acabado aquí. Vas a durar dos días". Ylenia tendría que hablar también con Pitita Maestre y Tania Sánchez, tan ofendidas por recordarles a sus novios. Alba masculló: "No voy a contestar" (tampoco se le ocurriría nada brillante) y se fue llorando del plató. Jordi González remató: "Que alguien hable con esta mujer que no se puede tener la piel tan fina". No volvió. Siempre me acuerdo de una cosa muy burra que leí en la revista satírica Sal y pimienta sobre Angelines Morales, la que acompañaba a Enrique García Asensio en El mundo de la música. Ahí va la frase: "Angelines Morales es más fina que el pellejo de una mierda". Así de fina tiene también Alba la piel.

Ylenia pidió perdón de mala gana aunque no a Alba. "Ella solita se lo ha buscado". Alba había tenido otra actuación estelar nada más empezar cuando desveló uno de los secretos de la mecánica de Gran Hermano 17 que tenía que ver con El Club, una estancia de la casa. También es verdad que Jordi lo iba a contar más tarde (tenían hasta las dos para rellenar). Pero lo de no aguantar ni una es peor. Lolita le dijo un día que le hacía falta un zamarreo. Se refería a algo sexual. Sí que habría que sacudirla, aunque sólo fuera para que se espabilara.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation