Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Vicky Martín Berrocal cumple 45 años y pierde 20 kilos

Vicky Martín Berrocal está orgullosa del debut como modelo de Alba, su hija con Manuel Díaz El Cordobés. 

0
Vicky Martín Berrocal | Gtres

Cumple cuarenta y cinco años este domingo, 11 de marzo, Vicky Martín Berrocal. Que nació en Huelva, aunque se considera muy sevillana, ya que es en la capital de la Giralda donde vive y pasa la mayor parte del tiempo. Aparece a menudo en las revistas del corazón, ahora por sus creaciones de moda, sobre todo de vestidos de novia. Pero ni a ella misma puede escapársele que parte de su notoriedad se la debe a Manuel Díaz "El Cordobés", con quien estuvo cuatro años casada, desde 1997 a 2001, siendo padres de una hija, Alba, que acaba de cumplir dieciocho años y ha debutado con éxito como modelo en la Semana de la Moda de Nueva York, evento que ha llenado de orgullo tanto a la mamá como a su progenitor.

Manuel Díaz toreaba una tarde en Higuera la Real, provincia de Badajoz. El ganadero y empresario taurino José Luis Martín Berrocal le pidió que brindara uno de sus novillos a su hija Vicky. No la conocía aún el diestro, quien echó una mirada en los tendidos. Allí estaba, en primera fila una joven morena, de irresistible físico andaluz. Cruzaron sus miradas. Llegado el momento del brindis, Manolo tomó su montera y la arrojó a los brazos de la hija del ganadero, diciéndole: "¡A la mujer más guapa que hay hoy en la plaza!". Ella, agradecida, le sonrió.

vicky-martin-berrocal-032017.jpg
Vicky Martín Berrocal, en marzo de 2017 | Cordon Press

El torero no olvidó aquel rostro. Y Vicky, también se prendó del torero. El 11 de abril de 1993, Manuel Díaz "El Cordobés" tomó la alternativa en la Maestranza sevillana de manos de Curro Romero. Presente estuvo esa tarde Vicky en el coso del Arenal. Ya había hablado alguna vez con el toricantano. Y volvieron a verse. Un mes más tarde, Manuel confirmaba su alternativa en Madrid durante la feria de San Isidro. Fui a entrevistarlo sólo tres horas antes de que hiciera el paseíllo. Ya había publicado yo en la revista Diez Minutos la primera biografía que veía la luz sobre el torero, en varios capítulos semanales, naturalmente. Lo esperé a las puertas del hotel Victoria, para verlo partir hacia su arriesgado compromiso en la Monumental. ¡Sorpresa! Lo esperaba Vicky Martín Berrocal sentada en un flamante "Rolls-Royce" de su padre, adonde se subió Manolo. La comitiva enfiló la madrileña calle de Alcalá. Hacia el coso también me encaminé, logrando una entrada del tendido 8, pues ni pasó por mi mente la idea de pedirle al matador "una de gorra". Comenzó el festejo. Y en el toro de su confirmación, primero de la tarde, "Fusilillo", de 533 kilos, lo empitonó, justamente delante de donde me encontraba, hiriéndolo gravemente en un muslo. Logró matar la res y lo llevaron a la enfermería. Vicky sufrió mucho ese y los siguientes días, hasta que Manuel se recuperó. El amor de la pareja se acrecentó más tarde. Se casaron, tras un prolongado noviazgo, en Sevilla. Hubo fiesta por todo lo alto en la finca de los Peralta, conocidos rejoneadores ya retirados. Y, a propósito: Martín Berrocal, suegro de Manuel, hizo todo lo que estuvo en su mano para que en aquella boda de su hija estuviera presente Manuel Benítez. No lo consiguió. "El Cordobés" padre le hizo comprender que si acudía ello le iba a ocasionar una bronca con Martina, su esposa.

Tiempo atrás, Vicky había seguido unos cursos de márketing y Ciencias Empresariales. Se ocupó también alguna temporada de ayudar a su padre en sus negocios taurinos. Por su parte, Manuel Díaz "El Cordobés" se había convertido en millonario. Le compró una finca a su suegro, "Cerro Negro", pero como Vicky deseaba vivir en la capital, el torero no dudó en adquirir en el centro de Sevilla un pisazo de alrededor de mil metros cuadrados. Eran dichosos. Tuvieron a la niña, Alba, hace de esto ahora dieciocho años, exactamente. Pero andando el tiempo, entre que Manuel pasaba muchos días fuera de casa, toreando dentro y fuera de España y Vicky se aburría, esperándolo, llegó el momento de plantearse su futuro. A él no le gustaban las fiestas, el famoseo, ir a desfiles de modas, sentirse una especie de muñeco que debía sonreir y saludar a gente que no conocía, las muchas amistades de ella. No le gustaba salir en las revistas rosas. Por cierto, la exclusiva de su boda la dieron a ¡Hola! a cambio de un sustancioso cheque bancario. Así es que el torero le dijo a su mujer que aunque la quería y sobre todo sentíase orgulloso de su paternidad, lo mejor era que se divorciaran. Eso sí: con el compromiso de que no romperían su amistad. Y a fe que ambos lo han cumplido. Vicky ha dicho no hace muchas semanas: "Manuel y yo nos separamos pero no he dejado de admirarlo y quererlo". Él rehízo su vida amorosa casándose con la también atractiva venezolana Virginia Troconis, en 2004. Tienen dos hijos, Manuel y Triana. La prueba de que Vicky Martín Berrocal no ha sentido ni celos ni cualquier otro sentimiento negativo hacia su "ex" se sustenta en que ha conocido a Virginia, han comido juntos y hasta le ha proporcionado tres de sus diseños exclusivos a ésta, lo mismo que el traje de primera comunión de su mencionada hija Triana.

vicky-martin-berrocal-vestidos.jpg
Vicky y sus diseños | Archivo

Y ya, dejando a un lado su vida con "El Cordobés", siguiendo los pasos de Vicky Martín Berrocal, apuntemos sus continuos éxitos como diseñadora. Primero de una colección bautizada con su nombre de pila, "Victoria". Continúa empeñada en otros proyectos, sin desviarse de sus creaciones de vestidos nupciales o los de estilo flamenco. Tiene como clientes a Paula Echevarría y a Sara Carbonero, entre otras conocidas mujeres. Trata de expandir su negocio, cuya sede central está en Sevilla, en Madrid, Lisboa y hasta Teherán, no sé por qué razón lo de la capital iraní. Y a sus desfiles hay que añadir otra proyección de Vicky, que aparece de vez en cuando como presentadora o invitada en programas televisivos, incluso ella misma oficiando ocasionalmente también de actriz.

No ha reparado en sacrificios. Y así, ha adelgazado veinte kilos en los últimos meses, bajando tres tallas, para no ser ya la "curvi" de otro tiempo. Mujer emprendedora que, centrada en sus negocios, confiesa no tener tiempo para enamorarse de nuevo, aunque no pierde la ilusión de encontrar algún día otro hombre que la haga feliz como lo fue en su día con el padre de su hija.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una madre por gestación subrogada abochorna en directo a Irene Montero
    2. Un golpe bajo de Hugo Paz a Sofía Suescun enfada a los espectadores de 'Supervivientes'
    3. Lucía Rivera presume de trasero en una azotea barcelonesa
    4. El separatismo enseña los dientes al Rey
    5. 30 años del fracasado matrimonio del duque de Alba con Matilde Solís
    0
    comentarios

    Servicios