Menú

Los valiosos objetos que Isabel II llevó en su coronación y se exhibirán en su féretro

Los británicos podrán despedirse de la Reina la semana que viene en Westminster. Su féretro estará expuesto 23 horas al día durante tres días.

Los británicos podrán despedirse de la Reina la semana que viene en Westminster. Su féretro estará expuesto 23 horas al día durante tres días.
Imagen coloreada de la coronación de Isabel II | Archivo

Con la muerte de la reina Isabel II que gobernó durante más de 70 años, el Reino Unido se ha sumido en un luto que durará al menos 10 días. El país vivirá estos días un plan cuidadosamente orquestado y detallado, que incluye salvas de armas, campanas repicando por todo el país y millones de personas reuniéndose para rendir tributo a la Reina.

Bajo el nombre clave de "Puente de Londres", el plan para los días posteriores a la muerte de Isabel II lleva años preparándose y abarca desde el período de duelo nacional, el funeral de la Reina y la eventual coronación de su hijo mayor, Carlos, de 73 años, según han informado los funcionarios del Palacio de Buckingham.

En el Día D+2 estaba previsto el traslado del féretro si la reina fallece, como ha sido, fuera de Buckingham Palace. Pero al producirse la muerte en Balmoral se lanza otra operación, en este caso la Unicornio, que comprende todos los aspectos de seguridad necesarios en Escocia y que el ataúd de la reina repose durante 24 horas en la catedral de St. Gilles de Edimburgo. Tras eso el cuerpo de Isabel II llegará a Londres, en principio en el Tren Real. De no ser esto posible sería puesta en marcha una tercera operación la Sobreestudio, que supondrá que ese traslado se haga en avión.

Se prevé que el miércoles de la semana que viene el féretro se traslade desde Buckingham hasta Westminster y allí y durante los tres días posteriores, estará expuesto al público 23 horas al día, todo un reto de seguridad para el que se lanzará otra operación, en este caso denominada Pluma. En Westminster Hall, el féretro reposará sobre un catafalco cubierto de púrpura.

El ataúd tendrá una tapa falsa con un borde alto para mantener en su lugar las joyas de la Corona británica con las que la Reina fue coronada en 1953: el orbe, el cetro y la Corona Imperial, tal y como manda la tradición. Los soldados harán guardia mientras los ciudadanos se acercan a despedir a Isabel II, ya que se espera al menos medio millón de personas.

corona-isabel-ii.jpg

Corona del Estado Imperial

Se trata de una de las principales joyas de la corona británica. Se usa en las coronaciones de los monarcas del Reino Unido y en las ceremonias de apertura del parlamento, como en la imagen anterior. Se confeccionó y comenzó a usar en 1838, a partir de la coronación de la Reina Victoria, sustituyendo a la Corona de San Eduardo, más pesada, que únicamente se emplea en el momento de la coronación propiamente dicha del monarca que accede al trono.

Tiene una altura de 31,5 cm y pesa aproximadamente 1,28 kg. Está formada por cuatro diademas y se compone de 2.868 diamantes, 273 perlas, 17 zafiros, 11 esmeraldas, y cinco rubíes. En su parte superior se coloca una cruz y en su interior una capa de terciopelo.

corona-estado-imperial.jpg

Cetro de la Cruz

Realizado en 1661, en 1910 fue modificado para incorporar el diamante Cullinan I, también conocido como la Gran Estrella de África, un diamante que supera los 530 quilates y es el segundo diamante más grande del mundo después del Golden Jubilee. Durante la ceremonia de la coronación, el monarca del Reino Unido porta el Cetro de la Cruz en su mano derecha.

coronacion-isabel-ii-2.jpg

Orbe del Soberano

Se trata de una esfera hueca realizada con oro en 1661. El Orbe del soberano está adornado con bandas de piedras preciosas que decoran su ecuador y su semimeridiano. Se encuentra rematado con una cruz de joyas que simboliza el papel del monarca como fidei defensor (‘defensor de la fe’), uno de sus títulos. El monarca sostiene este orbe con su mano izquierda en una parte de la ceremonia de la coronación.

coronacion-isabel-ii-1.jpg

​Mientras el féretro está expuesto al público, el rey Carlos viajará a Gales y se desarrollará un ensayo general del funeral de Estado, que tendrá lugar el Día D+10, es decir, el próximo domingo en la Abadía de Westminster, con procesiones en Londres y en Windsor, donde Isabel II será enterrada en la capilla el rey Jorge del Castillo de Windsor.

Temas

En Chic

    0
    comentarios