Menú

Buscando el salario de Debra

Está bien esto de pedir igualdad de salario, faltaría más. Pero primero tendría que haber igualdad de oportunidades y papeles.

Rosa Belmonte
8
Patricia Arquette | Cordon Press

Patricia Arquette iba disfrazada en los Oscar de Meryl Streep gorda. Sin ser ella nada de eso. O sí. Fue ponerse las gafas y parecer más gorda. O será por llevar los brazos al aire. Meryl Streep y Jennifer López, que estaba sentada a su lado (¿pero qué demonios?), jalearon su discurso feminista al recibir la estatuilla por Boyhood. Aunque antes de lo de la igualdad metió un rollo considerable que llevaba escrito. Lo que dijo fue una extensión de lo que ya había dicho su hermana Rosanna en un documental hace años. Buscando a Debra Winger es de 2002, el mismo año en que Patricia empezó a rodar Boyhood. Patricia habló fundamentalmente de igualdad de salarios, como ese informe de la UGT de la semana pasada. No sabía la actriz que el domingo era el Día Europeo por la Igualdad Salarial. Ni falta.

En Buscando a Debra Winger, Rosanna Arquette (operadora de cámara, guionista, productora y directora) trataba de averiguar por qué la Winger ya no hacía películas. La disolución de su carrera fue, entre otras, por esas cosas de la edad y del desprecio por la madurez de las mujeres en Hollywood. Como la propia Patricia sabe, sólo la televisión tiene respeto por la madurez femenina. Sólo la televisión sigue siendo vehículo de estrellatos femeninos de mediana edad, ese coñazo donde la mayoría están instaladas. De Sally Field a Kyra Sedgwick, pasando por Mary McDonnell, Jane Alexander, Glenn Close o Holly Hunter. Y últimamente, Connie Britton o la danesa Sidse Babett Knudsen. En el documental se profundiza en las presiones a las mujeres de más de 20 y en ese momento en que deciden tener hijos. De hecho, a Rosanna Arquette se le ocurrió la idea por Debra Winger, que se retiró de pronto para dedicarse a su vida, y por el recuerdo infantil que guardaba de Las zapatillas rojas (1948), donde la protagonista tenía que renunciar al baile por exigencias de su marido. En el documental participaban Sharon Stone, Melanie Griffith, Vanessa Redgrave, Whoopi Goldberg, Charlotte Rampling, Diane Lane, Meg Ryan, Robin Wright Penn… Y la propia Debra Winger. Mostraban temores, cuitas y resignaciones.

"A todas las mujeres que han dado a luz y pagan sus impuestos, ha llegado el momento de tener el mismo salario y los mismos derechos en Estados Unidos", fue lo que dijo Patricia Arquette en los Oscar. Luego abundó en que el problema está en que la Constitución del país no fue escrita pensando en la igualdad de derechos de la mujer. "Necesitamos leyes federales que sean amplias".

Está bien esto de pedir igualdad de salario, faltaría más. Pero, volviendo al documental de Rosanna Arquette, primero tendría que haber igualdad de oportunidades y papeles. Sobre todo para las mayorcitas. Meryl Streep sirve de excepción. Jennifer Lopez no sé de qué sirve a su lado.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation