Menú

Receta: bizcocho de manzana y almendra

Un pedazo de bizcocho apetece casi en cualquier momento del día, si encima es rico y saludable mejor que mejor. En LD tenemos la receta perfecta.

Receta: bizcocho de manzana y almendra
Bizcocho de manzana | Flickr/CC/Javier García

Una buena porción de bizcocho es una merienda típica en España, puede ser de chocolate, de limón, simple.... hay miles de variantes pero, lo más importante son los ingredientes. Por ello, darle de merienda a los más pequeños un pedazo de bizcocho después del colegio no es una mala idea siempre y cuando se haya elegido el de mejores ingredientes o se haya elaborado el bizcocho en casa.

Por ello, desde Libertad Digital apostamos por elaborar el bizcocho en casa por varios motivos: los ingredientes serán más fácilmente reconocibles y sanos que uno comprado en el supermercado, puedes implicar a los más pequeños en la cocina y pasar un rato divertido en familia y, además, puedes escoger el sabor que más apetezca a todos y más se adapte a vosotros. En este caso además lo elaboramos de manzana y tremendamente jugoso, un toque ideal al bizcocho de la abuela de toda la vida.

Ingredientes:

  • 280gr de manzana verde
  • 270gr de harina de almendra cruda
  • cuatro huevos de gallina
  • 50gr de chocolate 85%
  • 165gr de yogur de coco
  • dos cucharadas de crema de anacardos
  • una cucharada de aceite de coco
  • media cucharadita de bicarbonato de sodio
  • media cucharadita de jengibre en polvo
  • una cucharadita de canela en polvo
  • una pizca de sal rosa

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es pelar y trocear las manzanas para, cuando las tengamos, triturarlas junto al yogur. A continuación se añaden los huevos previamente batidos, la almendra, la canela, el jengibre, la sal, el edulcorante si se desea y el bicarbonato y se mezcla bien.

El siguiente paso es ponerlo todo en el molde elegido para hornear. Lo metemos al horno, que hemos precalentado a 180ºC, durante 45 minutos.

Una vez que lo tengamos listo lo dejamos enfriar y le pondremos, o no, cobertura. Se le pueden poner trozos de manzana por encima, chocolate, nata, nada... lo que se desee. En nuestro caso, hacemos una cobertura de chocolate y crema de anacardos ¿Cómo?

Sencillamente derretimos las onzas de chocolate junto al aceite de coco y bañamos nuestro bizcocho, luego también añadimos un poco de crema de anacardos y lo tenemos listos para disfrutar.

En Chic

    0
    comentarios