Menú
Extremadura

Un río de propuestas refrescantes

Aunque probablemente muy pocos lo saben, Extremadura es una comunidad con una presencia importante del agua, que es otro gran motivo para conocerla.

Publirreportaje
8
Aunque probablemente muy pocos lo saben, Extremadura es una comunidad con una presencia importante del agua, que es otro gran motivo para conocerla.
Una imagen de la playa de Orellana | Extremadura Turismo

Extremadura es sinónimo de agua. Es posible refrescarte en piscinas naturales, bajar por el barranco de un río y surcar un auténtico mar interior en piragua o en barco de vela. Cualquier excusa es buena para descubrir una región que combina paisajes espectaculares, un patrimonio histórico muy variado y una gastronomía excepcional.

Hay muchos planes para zambullirte en aguas extremeñas entre los que elegir: más de 60 zonas de baño, piscinas naturales, pozas, cascadas, gargantas… Todas de aguas cristalinas y situadas en entornos de gran belleza. Tesoros naturales que es posible encontrar en comarcas como La Vera, el Jerte, el Ambroz, Tierras de Granadilla, Las Hurdes o Sierra de Gata, entre otras.

La Garganta de los Infiernos | Extremadura Turismo

Bandera azul

Toallas, sombrillas y bronceadores... ¡en plena dehesa!. La bandera azul ondea también este verano en la playa de Orellana, la primera de agua dulce que ha logrado esta distinción en España.

La calidad del agua, la ubicación en un espacio protegido y su accesibilidad han colocado a Extremadura en el mapa de los destinos playeros, algo que desde luego parecía imposible para una comunidad de interior.

Barranquismo, pesca, vela…

Varias zonas de la región son ideales para hacer barranquismo o, como se dice localmente, "gargantismo". Las Nogaledas, Los Hoyos y Los Papúos, en el Valle del Jerte, con sus saltos de agua y pozas, figuran entre los lugares favoritos para los más aventureros. Sólo hay que ponerese el casco, saltar y disfrutar.

La pesca deportiva es también un atractivo importante en Extremadura, una comunidad que tiene lugares fantásticos para pescar lucios, carpas, barbos, percas negras y otras especies en ríos y embalses. Los pantanos de Alange, Orellana, García de Sola y Cíjara, en la provincia de Badajoz; y los de Alcántara, Valdecañas y Gabriel y Galán, en Cáceres, son muy apreciados por los aficionados a este deporte.

Lugares además en los que practicar también deportes como vela, windsurf, esquí acuático, piragüismo, kitesurf, submarinismo… La región ofrece más de 1.500 kilómetros de costa interior y buenas infraestructuras para todas estas actividades acuáticas, además de escuelas y clubes náuticos.

De norte a sur se encuentran algunos de los embalses más grandes de España, donde se pueden dar paladas en piragua, largar velas o deslizarse sobre la tabla.

Una imagen del descenso del Alagón | Extremadura Turismo

Y para los que deseen unir el deporte con la fiesta y la diversión, el descenso del río Alagón es una oportunidad única: cientos de canoas, piraguas y kayaks participarán el 3 de agosto en esta prueba. Una cita para todos los públicos con un recorrido de casi 19 kilómetros de longitud pero de dificultad media-baja que empieza en Riolobos y termina en Coria. Se trata, sin duda, de uno de los eventos deportivos más demandados y divertidos del verano extremeño.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios