Menú
Tujamón directo

Cinco ideas para un canapé de jamón ibérico perfecto

Te ofrecemos unos aperitivos fáciles de hacer y muy sabrosos.

0
Te ofrecemos unos aperitivos fáciles de hacer y muy sabrosos.
En busca del canapé perfecto | Archivo

Llegan tus invitados a casa y no tienes nada hecho. Se trata de la pesadilla del cocinillas estándar, o al menos de todo anfitrión, y una situación que podría darse estas mismas navidades.

Lo ideal en estas circunstancias es tener algo rápido preparado para que la gente se entretenga mientras llegan los platos fuertes, y en ese sentido Tu jamón directo tiene un par de recetas y consejos preparados que pueden serte muy útiles.

El jamón de Guijuelo garantiza un buen resultado en casi cualquier canapé. Lo idea es tener siempre un poco loncheado, para agilizar el proceso, y porque el buen jamón ibérico conserva todas sus propiedades pese a estar cortado. Sólo conservándolo en un sobre envasado al vacío, podremos sacarlo de la nevera y, tras un pequeño chorro de agua caliente, tenerlo listo para servir y consumir.

Jamón ibérico con mermelada de tomate

El pan con tomate es un clásico de la gastronomía popular patria. Y qué mejor manera de complementarlo que con un buen producto ibérico y de bellota. Tostamos una rebanada de pan, extendemos una cucharada de mermelada de tomate, y ya lo tenemos hecho. Sólo falta una loncha de jamón de Guijuelo. ¡Perfecto!

Jamón Ibérico de bellota con aceite de oliva

Otra idea rápida que siempre ofrece resultados. El aceite de oliva es otro producto natural que potencia el sabor del jamón -sobre todo si es de buen acalidad- y además casa perfectamente con los demás sabores, sobre todo si tienen Denominación de Origuen Guijuelo DIrecto.

Jamón ibérico con queso brie al horno

Variamos la mezcla de sabores y añadimos un delicioso queso brie, bien horneado y calentito. Lo ideal es ponerlo en una tosta con dos lonchas, una de queso y otra de jamón, y meterlo en el horno un breve periodo de tiempo.

Jamón ibérico con higos

Otro toque natural y de la tierra es el que proporciona el higo. Abrimos el primero a la mitad, metemos la loncha de jamón de bellota, y ya lo tenemos todo hecho.

Jamón ibérico de bellota con colines

Los clásicos colines son fáciles de conseguir y muy baratos. Se trata de un maridaje inevitable. Basta con poner en un plato las lonchas y en otro los colines, y nuestros invitados correrán a por el plato.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD