Menú

¿Césped natural o artificial? Pros y contras

Algunos consejos básicos que os ayudarán a elegir mejor entre césped natural o artificial.

0
Algunos consejos básicos que os ayudarán a elegir mejor entre césped natural o artificial.
Césped | Flickr

Para cualquier espacio exterior, la belleza decorativa que proporciona el césped es ideal en esta época del año. Pero siempre hay que tener en cuenta el uso que le vamos a dar: si es decorativo o si la zona va a ser pisada frecuentemente. Esto es primordial saberlo ya que el césped artificial es más duradero que el césped natural. Sin embargo, el natural es la opción más tradicional.

No obstante, este tipo exige una mayor tarea de mantenimiento: hay que segarlo periódicamente, quitar las malas hierbas, poner abono al terreno para aumentar su fertilidad, hacer un control exhaustivo de las plagas, regarlo semanalmente, arreglar las calvas y mantener la uniformidad del color para que no haya zonas amarillas.

Todos estos aspectos contribuyen a que tengas que dedicar mucho más tiempo y esfuerzo que en el césped artificial. Además, hay una realidad que es determinante a la hora de elegir el césped natural o artificial: el dinero. Los abonos, fertilizantes y el consumo del agua tienen un coste que no todos se pueden permitir. Y, por supuesto, a mayor superficie, mayor es el importe que hay que sacar del bolsillo.

Pero si todas estas desventajas no suponen un impedimento para ti, el césped natural también tiene una parte que te encantará. Y es que es ideal para la absorción de polución y ruido, evapora el calor y se adapta perfectamente a diferentes espacios, tanto pequeños como grandes. Otra de las ventajas es la naturalidad que existe entre los seres orgánicos y el entorno. Y, cómo no, el placer que se experimenta al pisarlo con los pies descalzos.

Por su parte, el césped artificial tampoco es una mala opción si nos fijamos en la parte del mantenimiento. Este tipo no requiere tanto trabajo como el césped natural, aunque sí que exige un mínimo esfuerzo para evitar algunos problemas, sobre todo sanitarios. Por eso es necesario el lavado y peinado casi diario de la zona y la desinfección patógena para regular la actividad microbiana. Esto añade un impedimento extra en los casos en los que hay mascotas en casa.

Otro contratiempo que presenta este tipo de césped se produce en zonas de mucho calor, pues al ser de plástico, el calor le afecta más que al césped natural y, además, la fibra sintética puede causar heridas en la piel. Además, no regenera el oxígeno como lo hace el césped natural. Pero eso sí, es ideal para mantener estampas verdes intactas y homogéneas.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios