Menú

¿Se acaba el verano? 6 consejos para afrontar la vuelta al trabajo

Para muchas personas, el final de agosto marca el final de las vacaciones. Repasamos algunos "tips" que te ayudan a sobrellevarlo. 

0
Para muchas personas, el final de agosto marca el final de las vacaciones. Repasamos algunos "tips" que te ayudan a sobrellevarlo. 
Llega el final del verano | Archivo

Las vacaciones de verano, sin duda uno de los momentos más deseados del año. En esta época aprovechamos para desconectar, relajarnos, recuperar fuerzas y pensar en el futuro con tranquilidad.

Pero al final, y por mucho que luchemos, siempre llega el temido regreso. Si lo primero es lo que más deseamos del año, lo segundo es seguramente uno de los momentos que menos nos gustan.

En el libro ¿Quién dijo miedo? podemos encontrar una serie consejos evidentes, pero necesarios, sobre cómo superar el miedo al inevitable regreso. El autor comparte su experiencia personal y su trayectoria profesional para estimular a la gente a conseguir sus metas y superarse a sí mismos ante el fracaso. Te ofrecemos un resumen:

No a la negatividad: El objetivo es no caer presos de la melancolía post vacacional.
Para una buena gestión de los primeros días de vuelta al trabajo Pascual Girons nos recomienda una serie de interesantes consejos: "Cuanto más tiempo pase entre el día que volvemos de vacaciones y nuestra incorporación al trabajo más probabilidad tendremos de sufrir una bajada emocional. Lo mejor es empezar cuanto antes las tareas profesionales para no bajar el nivel de energía.

Es muy aconsejable crear un planning de actividades y tareas tanto profesionales como de entretenimiento. El objetivo es mantenerse ocupado en todo momento para no caer en la melancolía.

El deporte y el ejercicio son un buen antídoto para nuestra mente y cuerpo. Andar, pasear o hacer ejercicio moderado relaja nuestra energía muscular y nos abstrae positivamente.

Te aconsejamos no acumular todas las vacaciones en verano. Para disfrutarlas mejor es recomendable hacer menos tiempo de vacaciones, pero más a menudo.

Tenemos que concentrarnos en no agobiarnos, y aunque casi todo depende de nosotros mismos, las empresas también deben esforzarse algo más a la hora de gestionar el estado emocional de las plantillas. El objetivo es, siempre, tratar de evitar los casos de depresión post vacacional que además perjudican la calidad del trabajo de sus empleados.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot