Menú

Guerra de guapas

La doctora Carla Barber ha explicado cómo muchas pacientes le piden retoques para parecerse a Jessica Goicoechea. Y ahí comenzaron sus problemas.

0

El otro día la mediática doctora Carla Barber (que además de haber sido Miss España tuvo un brillante paso por Supervivientes) colgaba una foto en su Instagram (en donde acumula más de 200 mil seguidores) de un "antes y un después" de una conocida instagramer y modelo, Jessica Goicoechea.

Los que no conocen a Jessica, les invito a googlear su nombre y apreciar en silencio su impresionante belleza. Una belleza que, a primera vista, lejos queda de parecer que haya habido bisturí y colágeno de por medio. En caso de que así hubiera sido, un gran trabajo del cirujano o médico estético.

La polémica viene desatada en el momento en el que Carla, sin ningún tipo de acritud, decidía contar en Instagram que en numerosas ocasiones pacientes le piden "retoques" para parecerse a la modelo catalana en cuestión; y lanzaba la pregunta de si creen sus seguidores que Jessica se ha podido someter a algún retoque estético.

En una foto (la del "antes") se aprecia a una Jessica con los labios más finos, mientras que en la foto del "después" los mismos labios son dignos de una Angelina Jolie.

Hasta aquí todo normal. Pero la propio Jessica Goicoechea no tardaba nada en comentar el post desde su cuenta personal, asegurando que le parecía muy injusto que se le acusara de someterse a retoques, y explicando que en la foto del "antes" tenía 13 y en la del "después" 20; que además claramente había maquillaje, juego de luces, luego de proporciones, etc.

Carla, que no lleva con ningún complejo los retoques que se ha hecho (operación de nariz, entre otras), muy rápido recibía mensajes de acoso e insultos por parte del novio de la guapa modelo; y hasta la instagrammer Laura Escanes, mujer de Risto, saltaba en defensa de su amiga Jessica.

Este gallinero virtual lleva, a día de hoy, 3.139 comentarios y casi 7 mil ‘likes’. Este hecho particular me invita a reflexionar sobre el poder que le otorgamos a la imagen para ser felices.

Más allá de que nos cuidemos (algo que me parece sanísimo), que queramos estar guapas, que la ropa nos siente bien, que tengamos un cutis brillante, unas uñas arregladas, unos zapatos bonitos… ¿de verdad merece la pena, sobre todo en las fechas tan bonitas en las que estamos, perder el tiempo en estas tonterías?

Y no va dirigido ni a la Doctora Carla, a la que conozco desde que coincidimos en Miss España en Toledo en 2010 y a la que he entrevistado en algunas ocasiones (y mis respetos, doctora), ni a Jessica. Ambas viven de la imagen. La primera, embelleciendo a las personas que quieren mejorar su aspecto físico; y la segunda, siendo imagen de numerosas marcas. Pero, ¿y el resto? ¿A qué se dedican esas 3.139 personas que han entrado a comentar el post, y sobre todo esos que lejos de dejar un comentario a modo de opinión, han entrado a discutir con uñas y dientes para defender a una u otra, cayendo en la ofensa u rozando el acoso?

Con total sinceridad, esta absurda polémica se podría haber evitado. Una profesional de los pies a la cabeza como Carla no necesita compartir un "antes" y un "después" de ningún personaje famoso. Tiene cientos y cientos de casos de éxitos en fotos y vídeos que han pasado por sus manos. Por otro lado, me parece también un error que la propio Jessica entrara a justificarse: su belleza habla por sí sola, y sobran las palabras. Y, sobre el resto, los que están ahí como carroñeros esperando a la discusión y al insulto fácil, ¿por qué no se dedican estas navidades a generar más bondad e inteligencia? Sonreir es otra forma de embellecerse a uno y embellecer la vida, y es más eficaz, y mucho màs barato. ¿Lo probamos?

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios