Menú
Katy Mikhailova

Reteniendo el tiempo con Martita Ortega

Hoy, todo hijo de vecino juega al pádel. Y de vecindario va el tema. Como otros tantos deportes, el pádel se ha democratizado.

Hoy, todo hijo de vecino juega al pádel. Y de vecindario va el tema. Como otros tantos deportes, el pádel se ha democratizado.
Martita Ortega. | Instagram

Juego al pádel desde los 15 años. Bueno, quien dice jugar, dice devolver la pelota. Y, al menos, comprender el funcionamiento de la pared. ¡Esa maldita pared que los tenistas cuando se inician en el pádel no comprenden! Devolver esas bolas que inciden en alguna de las paredes te obligan a hacer sentadillas, si son de esas bajitas y rápidas, mientras que, con la pala, devuelves la pelota al campo contrario. No es sencillo de comprender. O sí. Que me disculpen los puristas, puesto que no domino la jerga de este deporte. Ni la ejecución del mismo. Y no quiero asesinar a nadie. Pienso. Al menos digo "pala" que no raqueta. Deporte que, por cierto, puso de moda José María Aznar.

Hace 20 años eran muy pocos los que practicaban pádel, y el pádel de alguna manera estaba ligado a la burguesía. Por cierto: ¿con o sin tilde?

Hoy, todo hijo de vecino juega al pádel. Y de vecindario va el tema. Como otros tantos deportes, el pádel se ha democratizado, no sólo porque Decathlon y Oysho han bajado a la tierra el golf, el esquí y el tenis, sino también porque en cada promoción nueva… ¡boom! ¡Habemus pista de pádel! Porque para tenis el metro cuadrado, y su alto precio en los Madriles, no da. No "coge", como dirían en Asturies. Esto no lo pienso yo, son teorías de amigos anarquistas con el pádel. Tenis y pádel, la misma guerra que el esquí y el snow. Pero esta no es mi guerra, ni mi partido. Es mi hora.

El pádel es un deporte que une, divierte, distrae y "genera familia". Sí, un vínculo divertido entre sus integrantes cuando repiten. Y desde luego que en España podemos presumir de tener a Martita Ortega, a quien conocí el pasado lunes en Sevilla.

Martita, padel, Sevilla y… ¡relojes! La mezcla de estos ingredientes sólo puede convertir una fusión perfecta para coleccionistas. La que ha sido número uno en el pádel (médico, además), y Certina han decidido crear el "DS-7 Chrono Padel Edition". Un must-have para los adictos al deporte, en especial el pádel. La marca, junto a Martita, han diseñado un reloj con un movimiento de cronógrafo Swiss Made con tecnología Precidrive. La esfera es de color negro, con la firma de Martia en el fondo de la caja, deja muy evidente la indicación de las décimas de segundos que están enmarcadas por un círculo verde. Las agujas de las horas y minutos se aprecian con reflejos Super-LumiNova.

No es nada nuevo que el mundo de la relojería abogue por el deporte. Si Rolex tiene a Nadal, Carlitos, Muguruza. TAG Heuer apuesta por el surf, por ejemplo; Certina, por el pádel.

La moda, el lujo, los complementos… la industria de consumo, en general, pide a gritos embajadores cuyos valores envuelvan la estética con una ética de base. Y Certina lo ha vuelto a hacer. No sólo por parir una verdadera joya para la muñeca, sino también por contar con una mujer cuyos méritos sólo son superados por su humildad y carisma. Es más, Martita fue nominada a ser ‘mujer FEARLESS’ en esta pasada edición en marzo, y lo había aceptado encantada, pero su agenda le impedía asistir.

"El empuje, la determinación y el extraordinario éxito de Martita" son algunas de las cualidades que ha destacado Marc Aellene, CEO de Certina, en el encuentro que tuvimos con ella. Pudimos incluso entrenar al pádel y conocer de primera mano, y nunca mejor dicho, el reloj. "Con su personalidad extrovertida y dinámica, es una fantástica embajadora de Certina, y del pádel", añade Aellen.

Aunque no es la primera vez que Certina apoya este deporte, pues desde 2021 llevan haciéndolo. Y es que Martita, con tan sólo 27 años, es una de las jugadoras más seguidas. Actualmente, en el puesto número 6 del ranking, se ha propuesto recuperar el número 1 del mundo que conquistó en 2019. Son, en suma, personas que dejan huella. Ojalá más Martitas para retener el instante.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso