Menú

La revolución de las mascarillas activas

Algunas empresas españolas han encontrado una nueva oportunidad de negocio en la fabricación de mascarillas, en este caso activas.

0
Algunas empresas españolas han encontrado una nueva oportunidad de negocio en la fabricación de mascarillas, en este caso activas.
Alamy

Convertir la crisis en oportunidad es algo en lo que los chinos siempre nos han llevado la delantera. También en tiempos de coronavirus. Aunque en nuestro país tenemos algunas honrosas excepciones, empresas españolas que han sabido reinventarse y buscar nuevas vías de negocio. La producción y venta de sus productos bajaron estrepitosamente con el inicio de la pandemia, así que la solución más inteligente no era otra que pasar a fabricar aquello que había aumentado su demanda: mascarillas. Un elemento de protección indispensable (y obligatorio) durante la pandemia.

En LD, hemos contactado con dos empresas que no sólo se han limitado a fabricar siguiendo los patrones existentes, si no que han aportado innovación y han conseguido sacar al mercado dos productos realmente revolucionarios, convirtiéndose en un referente. Masfabes lo ha hecho en el campo de las desechables y Onfoot en el de las reutilizables.

On foot: de los pies a la cabeza

La empresa riojana de calzado On Foot ha desarrollado la única mascarilla reutilizable con tecnología patentada Copptech en España. Una micropartícula con propiedades biocidas que inventó una compañía chilena y que se puede aplicar a cualquier tipo de tejido.

Su director comercial, Diego Alfonso Postigo, destaca que "no se trata de una empresa que haya nacido durante la pandemia. Copptech lleva diez años en el mercado. Y esta tecnología la tiene patentada desde sus inicios". Tal es su solvencia que "están trabajando desde hace años con hospitales el Reino Unido" y "se utiliza en productos como los parches post cesárea".

En On foot, empezaron a trabajar con Copptech hace cuatro años para implementar su tecnología a forros y plantillas, por su eficacia para eliminar los malos olores. "Al eliminar los microorganismos, elimina también los malos olores. Igual pasa con las mascarillas, puedes utilizarlas dos o tres días y verás que pasado ese tiempo no tienen ningún olor".

Smartmask: reutilizable que se desinfecta en unas horas

A la Smartmask de On Foot, le aplican una solución combinada de cobre y zinc con propiedades biocidas, que elimina hasta el 99,9% de bacterias, hongos y otros organismos patógenos de las superficies de contacto, en tan sólo unas horas. Podríamos decir que se desinfecta sola, con todas las ventajas que eso conlleva. Entre ellas, la durabilidad, ya que necesita menos lavados.

"Si utilizamos la mascarilla de la forma correcta, no es necesario lavarla tras cada uso. Si nos la ponemos durante dos horas, para ir a la compra o dar un paseo, y la dejamos 24 horas en casa, la eficacia de eliminación es de un 99,9%. No sería necesario lavarla".

Los ingredientes activos de Copptech son liberados cuando entran en contacto con la humedad, provocando una ruptura en la membrana de las células de los microorganismos patógenos, lo que genera un ambiente hostil que da lugar a múltiples fallos en su funcionamiento vital, acabando con ellos en muy poco tiempo. Y esto ocurre incluso con el nuevo coronavirus.

La Universidad de Southampton realizó un estudio con cepas del virus SARS-COV-2, aisladas de pacientes COVID positivo. Pasadas unas horas, el virus había sido eliminado de los productos que incorporaban la tecnología Copptech.

Y, por supuesto, cumple con la normativa vigente, lo que quiere decir que obedece a los parámetros de filtración bacteriana y respirabilidad exigidos para las mascarillas de su categoría. "Está homologada por el laboratorio Eurofins y cumple con la normativa UNE0065, la que impuso el gobierno cuando vio que se había disparado la proliferación de mascarillas de tela de todo tipo". Además, cuenta con el certificado europeo CWA17553.

La Smartmask se fabrica en España, se vende a través de diferentes canales de distribución (farmacias, ópticas, zapaterías, etc) y también en su web (www.onfoot.es).

MasFabES: mascarillas con tecnología HeiQ

En el mercado de las desechables, MasFabEs (Mascarillas de Fabricación Española) se ha convertido en uno de los mayores fabricantes nacionales, con una producción de más de 400.000 unidades diarias, que pretenden convertir en 600.000 próximamente, según señala Pedro Herranz, director general y socio de la compañía.

Esta empresa malagueña, puesta en marcha por tres andaluces (uno de ellos afincado en Suiza) ha sacado unas revolucionarias mascarillas desechables, que se han sumado a la gama de productos que ofrecen. Se trata de quirúrgicas e higiénicas con triple filtrado, impregnadas con un biocida auto desinfectante. La patente pertenece a HeiQ, una destacada multinacional química en el ámbito textil y sanitario.

"Es una empresa suiza que se dedica a fabricar químicos que luego se utilizan en el mundo textil", explica Herranz. "En este caso, tienen un componente que se llama HeiQ Viroblock que aplicamos a nuestras mascarillas. Un principio activo de cloruro de plata con dióxido de titanio que actúa como desinfectante. Para romper la membrana del virus y atacar el núcleo, utilizan un liposoma de grado cosmético". Un procedimiento que sería eficaz no sólo contra el Sars-Cov-2, si no contra cualquier agente vírico.

Desechables activas, impregnadas en biocida

En definitiva, al aplicarles la tecnología antiviral de HeiQ, estas mascarillas duales higiénicas de alta filtración y quirúrgicas tipo IIR "se convierten en mascarillas activas, y mucho más completas que las convencionales", destaca Herranz. El objetivo: evitar la inhalación del nuevo coronavirus.

"El problema que nos encontramos con este virus es que es hasta 2.000 veces mas pequeño que una bacteria. Cuando estamos en ambientes con una carga vírica elevada, podría traspasar la mascarilla (convencional)". De ahí que decidieran impregnar las suyas con el citado Viroblock .

Los test realizados por la compañía suiza HeiQ con el Peter Doherty Institute for Infection and Immunity en Melbourne (Australia), mostraron que el tejido tratado con su Viroblock alcanzó una reducción del virus del 99,99%.

MasFabEs recibe grandes pedidos de distintas empresas e instituciones. Pero, para hacer llegar sus mascarillas a todo el mundo, tienen un distribuidor on line (www.mascarillasantivirales.es) que vende a particulares. Una manera de asegurarse -además- de que se hace "a unos precios asequibles".

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD