Menú

Abre en España el Museo Apple con más de 120 modelos

Es el tercero que abre en Europa. Se pueden ver desde el Apple I, creado por Wozniak y Steve Jobs, en 1976, hasta los últimos G5, iPod, iPad o iPhone.

0
Es el tercero que abre en Europa. Se pueden ver desde el Apple I, creado por Wozniak y Steve Jobs, en 1976, hasta los últimos G5, iPod, iPad o iPhone.
Imagen del Museo Apple de Cáceres | museoapple.com

El turismo tecnológico busca hueco entre patrimonio y naturaleza en Cáceres con la apertura del único Museo Apple de España en el que se pueden ver más de 120 modelos.

El de Cáceres, por tanto, será el tercer Museo Apple de Europa dedicado a esta marca tecnológica, después de los de Praga y Savona (Italia) y permiten hacer un recorrido por 40 años de la historia de la informática, según ha explicado a Efe el responsable del centro, Carlos Izquierdo.

Este informático, apasionado de la enseñanza, la restauración de coches antiguos y la informática, ha conjugado sus tres pasiones para dar luz este museo con una colección que le ha llevado 20 años reunir.

Izquierdo precisa que "todos los modelos son originales" y que han sido restaurados por él mismo.

Curiosidades del Museo Apple

Entre las curiosidades que se pueden encontrar en este espacio está la base del Apple I creado por Steve Wozniak y Steve Jobs en 1976, que costaba 666 dólares, y que luego el comprador tenía que conectar a una pantalla de televisión y a un teclado.

En 1982 nació el Apple Lisa, también en la colección, que fue el primer ordenador que tenía sistema de escritorio y utilizó el ratón.

Además, se podrá ver una de las grandes creaciones de Apple, el Macintosh de 1984, que funcionaba con disquetes, y más adelante vendría el disco duro, apunta Izquierdo.

No sería hasta 1989 cuando Apple creara su primer portátil y de ahí hasta la historia más moderna de la marca el G5 o sus nuevos productos así como iPod, iPad o iPhone.

Otras marcas

En el museo también se pueden encontrar otras marcas como IBM, Spectrum, Dragon, Commodore o la primera marca de ordenador español, Secoinsa, que tenía el tamaño de un lavavajillas y que difícilmente se podría instalar en el escritorio de un despacho.

Izquierdo aclara que "no es un obsesionado de Apple" pero que sí es verdad que es de la marca que más modelos tenía y "quería empezar con lo mejor", aunque su idea es que el museo "siga creciendo".

En cuanto al público que espera, señala a turistas curiosos, aficionados a la informática, pero sobre todo alumnos de centros educativos.

"Que los niños puedan ver los juegos de los años 80 y 90 y cómo eran los ordenadores antiguos va a ser muy interesante y positivo para su formación", afirma.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios