Menú

Goytisolo, en compañía de otros

Con su fatal arrogancia insoportable, la infecta modestia impostada y cuatro folios mal escritos vino Goytisolo a recoger el Cervantes que jamás aceptaría.

46

Con su fatal arrogancia insoportable, la infecta modestia impostada y cuatro folios mal escritos vino Goytisolo a recoger el Cervantes que jamás aceptaría y la pastizara, 125.000 euracos que tampoco ha rechazado.

Qué huevos hay que tener, unos huevos reventones de hipocresía, para venir desde Marruecos a hablar en mesiánico de ¡niños pobres!, "paro, corrupción, precariedad, crecientes desigualdades sociales y exilio profesional de los jóvenes", ¡y a imaginar a Don Quijote "socorriendo a unos inmigrantes cuyo único crimen es su instinto de vida y el ansia de libertad"! Esos inmigrantes que prefieren morir a quedarse en Marruecos, feudo de Mohamed VI, a quien Don Julián Goytisolo no ladra, más bien con sus silencios le baila el agua.

Allí, en el Marraquech que tiene que aguantarle su "incómoda" vejez, el rastreador de "centinelas del canon nacionalcatólico" no le dice al Comendador de los Creyentes ni una mala palabra sobre nacionalislamismos, inmigrantes afligidos, niños pobres, paro, corrupción, precariedad, saharauis despojados. Mucho menos le asesta el verbo poder en primera persona del plural y en nombre de la sacrosanta indignación popular.

Igual es que Jotagé no tiene los huevos reventones de hipocresía sino de esa suerte de racismo inverso que lleva a la izquierda estupenda a negar el derecho a los derechos a sus, los hay con suerte, protegidos. ¿"Paro, corrupción, precariedad, crecientes desigualdades sociales y exilio profesional de los jóvenes" en Marruecos? ¿Pobres niños pobres? Y qué quieres, si son una manga de moros. Y a los homosexuales como yo que les vayan dando. Que se hubieran pedido ser occidentales. O reyes.

Goytisolo, súbdito voluntario y consentido del caudillo de Marruecos por la gracia de Dios, apoya a Podemos, que tiene por comandante en jefe a un tipo a sueldo de la República Islámica de Irán. Nos ha jodido, pues claro. No iba a simpatizar con Ciudadanos.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios