Menú

¿Por qué deberíamos leer 'La Regenta' este verano?

Amorós recomienda una edición digital de este clásico de la literatura que incluye algunas de las ilustraciones originales y notas aclaratorias.

Amorós recomienda una edición digital de este clásico de la literatura que incluye algunas de las ilustraciones originales y notas aclaratorias.
Detalle de la portada de 'La Regenta' | Bolchiro

El verano es una época perfecta para leer algunos de los clásicos de la literatura que, debido a su extensión, solemos aparcar el resto del año por falta de tiempo. Andrés Amorós recomienda en esta ocasión la edición digital de La Regenta (Bolchiro), obra cumbre de Clarín, que el propio Amorós ha prologado y que incluye 1.308 notas que aclaran términos antiguos, añaden información, referencias históricas y culturales, pero que en ningún caso la convierten en una obra académica. Asimismo, recoge parte de los dibujos originales de Juan Llimona y se han corregido algunas grafías anticuadas que no afectan al sentido de la obra.

la-regenta-portada-amoros.jpg

La Regenta, publicada en 1884, suscitó entonces ataques y críticas de todos los bandos políticos y literarios. No fue hasta 1956, cuando apareció como libro de bolsillo, que alcanzó la categoría de bestseller. Está considerada la mejor novela española del siglo XIX junto a Fortunata y Jacinta de Galdós. Ambas son realistas, pero totalmente diferentes. Galdós, un personaje muy reservado, era un narrador, contaba historias y lo más característico de su estilo es que siempre ama a sus personajes. Clarín tenía otro carácter, era muy satírico, ácido y pesimista, pero también defendía los auténticos valores.

Para muchos, La Regenta es la mejor novela española después del Quijote. Era una novela que escandalizó en Oviedo y fue considerada anticlerical.

Argumento

Ana Ozores está casada con un hombre mayor, muy aburrido, y es cortejada por un donjuan de provincias (Álvaro Mesía) y por el Magistral don Fermín de Pas. La novela trata dos grandes temas. En primer lugar, el de la mujer insatisfecha, lo que se ha llamado enfermedad del romanticismo por un idealismo excesivo. Es la historia también de Ana Karenina. El segundo tema es el del sacerdote enamorado que usa el clero para su ambición social.

Se puede afrontar desde dos perspectivas. Por un lado, hay un análisis psicológico finísimo de los protagonistas; y por otro, una crítica social implacable de Vetusta, símbolo de ciudad clerical, provinciana.

LEOPOLDO ALAS, CLARÍN: LA REGENTA, edición digital de Andrés Amorós, ilustraciones de Llimona, Madrid, Bolchiro Ediciones, 10 euros. ISBN: 978-84-15211549

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador