Menú
Juan Manuel González

'Los Tres Mosqueteros en 3D'

0

Los tres mosqueteros 3D es la última de las adaptaciones a la gran pantalla del legendario texto aventurero de Alejandro Dumas. Naturalmente, en manos de Paul W.S. Anderson, artífice de adaptaciones de videojuegos como Resident Evil y su secuela Resident Evil: Ultratumba, y otras "bicocas" como Alien vs. Predator y La carrera de la muerte (su mejor película, alguna tenía que ser), no cabía esperar una aproximación clásica al género de capa y espada.

Pero no se engañen: si Los tres mosqueteros 3D es una horrible película, no es por ser un pastiche de serie B –que lo es-, o por aproximarse al mito literario de forma fantasiosa o cómica –ése es el intento de su director-. Y ni siquiera porque Anderson visualice las efectivas escenas de acción para las generaciones criadas con los videojuegos, y no con el cine , ya sea el de acción contemporáneo, o el de aventuras clásico. Tal y como le pasó a la reciente Sucker Punch, lo es por ser una pieza narrativa torpe, aburrida, mal interpretada y carente de imaginación, cuya dramaturgia -que parece estar dividida en fases inspiradas en el más difícil todavía de un videojuego- deriva en unos interludios dramáticos que se asemejan a intros de ordenador, y que aburren al más pintado.

La aproximación fantasiosa de Anderson carece de entidad, como también la presunta comicidad de su tono. Anderson no tiene ningún interés en cultivar algo parecido al steampunk -algunos diríamos incluso no lo tiene en el cine de aventuras- tanto como la pura y dura apropiación de elementos. La adición de dirigibles y barcos pirata, así como la interpretación de Orlando Bloom (como remedo del Johnny Depp de Piratas del Caribe), es un simple intento por llamar la atención de las audiencias que acudieron en masa a ver la mediocre saga protagonizada por el pirata Jack Sparrow... y de forma nada casual, también por Orlando Bloom, presente en Los tres mosqueteros 3D.

El día en que alguien se atreva a formular un espectáculo verdaderamente cinematográfico que aúne la mitología de los videojuegos y la del cine, esté basada o no en una novela clásica de Alejandro Dumas, seré el primero en aplaudirlo.

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios