Menú

'La mula', la enésima polémica del cine español

0

La Mula es una de esas producciones españolas con vocación internacional. El director británico Michael Radford, responsable de la muy célebre El cartero (y Pablo Neruda) se enamoró de la novela homónima de Juan Eslava Galán allá por el año 2003, y soñó con convertirla en el capítulo final de una trilogía personal, la iniciada con Another Time, another place y continuada con la propia El Cartero, sobre los desastres de la guerra. La cinta cuenta la historia de un cabo del bando nacional que se encuentra en las trincheras cordobesas a una mula, a la que llamará Valentina, a la que decide adoptar y con la que vivirá insólitas aventuras. Con un elenco de jóvenes promesas como Mario Casas y María Valverde (ahora mismo protagonizando la exitosa Tengo ganas de ti), un presupuesto nada desdeñable de siete millones de euros y una historia simbólica y emotiva ambientada en la Guerra Civil española, la película prometía un espectáculo de época apto para todo el mundo.

No se inquieten si no han oído hablar La Mula, porque todavía no se ha estrenado en las pantallas. Desde el año 2009, cuando Radford comenzó su rodaje, la película permanece guardada en algún cajón por culpa del litigio entre la productora española de la película, Gheko Films, y el realizador afincado en Reino Unido.

Esta semana, Radford, que también fue el realizador de la adaptación de la novela de George Orwell 1984, protagonizada por John Hurt, emitió un comunicado en el que aportaba su versión de los hechos ocurridos hasta ahora y que han motivado que La Mula permanezca paralizada después de más de tres años de larga espera. Radford, según dice, ha decidido atajar públicamente "las informaciones que se han publicado sobre mi productora y mi persona" en relación a este nuevo culebrón legal del cine español.

El director de El cartero (y Pablo Neruda) asegura que la productora española de la cinta, Gheko Films, "probablemente mal aconsejada", rechazó firmar los documentos que asegurarían el cobro de las inversiones reservadas por el UK Film Council y la Irish Film Board, por valor de un millón de libras y 850.000 euros, respectivamente.

Unos documentos, dice Radford, que "son los habituales en todas las coproducciones entre España e Inglaterra o Irlanda", y que la productora española se negó a firmar una semana antes de terminar el rodaje del filme. Radford había decidido iniciar su trabajo debido fundamentalmente a los compromisos del reparto con otras producciones.

Foto: El País/José Haro

No obstante, seis semanas después de esa decisión y a falta de escasos días para finalizar el rodaje, según Radford, la producción atravesaba un momento crítico, con parte del equipo técnico sin haber cobrado sus honorarios. Los documentos, aún a día de hoy, son necesarios para "poder terminar la película", señala el realizador.

Pero además, siempre según el director, "no sólo la parte inglesa e irlandesa están a la espera de la recepción de las ayudas, sino que también la parte española tiene pendiente recibir del ICAA (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) y TVE unos derechos que se abonarían a la finalización de la película con las premisas iniciales de dirección, casting y producción. Todas estas cantidades forman parte de la financiación original y están reservadas hasta que se llegue a un acuerdo y se termine la película."

Radford explica cómo se vio obligado, según su versión, a suspender el rodaje "temporalmente, porque si lo terminaba no se podría optar al cobro de esta ayuda inglesa y pagar por consiguiente a parte del equipo". El director, que asegura no haber cobrado tampoco sus honorarios, describe también la siguiente maniobra de Gheko Films, que en lugar de esperar al cobro "contrató a otro director para que finalizara la última semana de rodaje" de La Mula.

Meses después y con los documentos sin firmar y según la versión del director, la paciencia se agotó del todo una vez constató que "Gheko films dedicó ese tiempo a realizar un montaje ilegal de la película con grabaciones en vídeo de las tomas del rodaje". Un hecho que llevó a Radford a interponer una demanda en Londres contra la productora española por fraude y difamación que ahora mismo se encuentra en proceso.

No obstante, esta demanda motivó el descubrimiento de la que –de momento- es otra mala noticia para el realizador: "una sentencia en contra de mi empresa, pues ese juicio nunca nos fue notificado oficialmente y a día de hoy sigo sin conocer el texto de la misma. Según indican mis abogados, ha sido una sentencia en rebeldía".

Por su parte, la productora Alejandra Frade, por su parte, ha negado la versión de Radford, y asegura que los documentos se firmaron según lo estipulado. En una entrevista publicada en este enlace, la productora dice que Workhorse, la productora de Radford, fue la que no conseguía liquidez, y recibió por ello un crédito de la propia Gheko Films. El realizador quiso durante el rodaje de la película cambiar las condiciones del acuerdo pactado respecto a los derechos internacionales del filme, y ante la negativa de Frade, Radford abandonó el rodaje.

Fue, por tanto, la demanda del propio Radford al conocer que el filme fue terminado por otro realizador la que motivó la paralización del estreno. Y si Radford no ha cobrado nada, dice Frade, es porque las ayudas se conceden tras la finalización de la película, tal y como está legalmente estipulado. Gheko Films, dice, está deseando estrenar el filme "para que todo el mundo cobre las ayudas y su propia productora -en liquidación- puede hacer frente a sus deudas, entre ellas las que tiene con nosotros, que somos sus acreedores principales". Frade dice estar, en definitiva, "deseando decirle a Radford que lo que tiene que hacer es pagar lo que debe y dejarme en paz".

Mientras transcurre el litigio, que esta semana tendrá un episodio fundamental con el encuentro judicial de ambas partes, el director asegura disponer del apoyo del grupo Verdoso/VVZ, esta vez francés y no español, "que confía en La mula" y le "apoya financiera y judicialmente". "Me siento muy optimista y pienso que vamos a lograr una solución y terminar la producción".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 13 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco