Menú
Juan Manuel González

El final de Crepúsculo es lo peor de lo peor

0

Era de esperar. El final de la saga Crepúsculo, tristemente dirigida (en todos los sentidos) por el hasta ahora célebre Bill Condon, acapara nada menos que once nominaciones a los Razzie, que designan apenas unas horas antes que las menciones a los Oscar a los posibles peores largometrajes del año. El desenlace de la saga literaria adolescente está presente en todas las categorías de los "premios", incluyendo mejor peor reparto (Robert Pattinson, Kristen Stewart y Taylor Lautner), peor dirección y, por supuesto, peor película, batiendo todos los récords de otro de los habituales en la ceremonia, el cómico Adam Sandler.

El protagonista de Desmadre de padre, no obstante, no está en absoluto ausente de la lista de nominaciones dada a conocer hoy. Su última comedia (algo superior, por cierto, a sus anteriores "aventuras") sigue de cerca al romance entre Stella y Edgar, o como se llamen, con nada menos con ocho opciones al premio (Sandler arrasó el año pasado con la indescriptible Jack y su gemela, que entre otros méritos puede atribuirse como la definitiva debacle de la carrera de Al Pacino).

La gala, por cierto, a veces sí que cuenta con los principales nominados para recoger el premio. Fueron memorables, en este sentido, las presencias de Sandra Bullock o Halle Berry recogiendo sus premios por Loca obsesión y Catwoman, aunque el primero en tomarlo en persona fue, cómo no, el holandés Paul Verhoeven por dirigir Showgirls. La ceremonia, en la que dudo mucho que estén presentes Robert Pattinson y, sobre todo, Kristen Stewart, tendrá lugar el próximo 23 de febrero, tan sólo un día antes de los Oscar.

Pero detengámonos un poco más en Amanecer. Parte 2: la cinta está nominada a peor película, peor actor (Robert Pattinson), peor actriz (Kristen Stewart, presente por partida doble por casi arruinar la medio interesante Blancanieves y la leyenda del cazador), peor actriz secundaria (Ashley Greene), peor actor secundario (el lobito Taylor Lautner) y peor director, Bill Condon, antaño responsable de Dioses y monstruos o el guión de Chicago, quien al menos no habrá estado demasiado atento a las nominaciones por estar todavía revolcándose en dinero. Además, la cinta también está nominada en la categoría de peor guión, peor reparto, peor pareja, y peor remake o secuela.

Las otras castigadas con ser la elegida como peor película del año son la un pelín infravalorada Battleship, la película infantil The Oogieloves in the Big Balloon Adventure, y Mil palabras, la última de Eddie Murphy.

Y resumiendo, ya que las nominaciones a los Razzie tampoco son especialmente ofensivas u originales, sino al contrario:  además de Sandler y Pattinson y su pelo, como peores actores podemos encontrar al inevitable Nicolas Cage, doblemente nominado por Ghost Rider: Espíritu de venganza y El pacto; Eddie Murphy, por Mil palabras; y Tyler Perry, también doblemente nominado también por sus papeles en la inédita Tyler Perrys Good Deeds y la terrible En la mente del asesino.

Como peor actriz, además de Stewart, tenemos a Katherine Heighl, nominada por su actuación en La Cazarrecompensas; Milla Jovovich, por Resident Evil: Venganza (que, honestamente, ya ni me molesté en ver), otra vez Tyler Perry, esta vez travestido, por Madeas Witness Protection; y la doblemente oscarizada Barbra Streisand, por su actuación en la aún inédita aquí The Guilt Trip.

En cuanto a los actores que este año despuntan como peor secundario encontramos- además de a Lautner- a Nick Swardson por Desmadre de padre; y Vanilla Ice por Desmadre de padre, y también a David Hasselhoff, nominado por su cameo en Piraña 3D; y al hiperactivo Liam Neeson, por Battleship e Ira de titanes.

La peor secundaria podría ser Rihanna, por sus frases de catálogo en Battleship, Jessica Biel, por Un buen partido y Desafío Total; Jennifer Lopez por ¿Qué esperar cuando estás esperando? (inmerecidamente ausente de categorías mayores); y su compañera en la misma película, Brooklyn Decker, que además también está nominada por ¿adivinan? Battleship.

Y acabamos con los peores juntaplanos: Sean Anders, por Desmadre de padre; Peter Berg, por Battleship, dirigida con cierta gracia; Tyler Perry por su labor al frente  de Tyler Perrys Good Deeds y Madeas Witness Protection; y John Putch por la película Atlas Shrugged II: The Strike, que ni siquiera sé cual es, y no me hagan buscarlo...

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios