Menú

Niñeras, institutrices y otras brujas

La revista Tatler ha hecho un repaso por institutrices y niñeras reales o ficticias.

0
Emily Blunt como Mary Poppins | Walt Disney Pictures

A Ana Pastor, la rubia, le molesta que la llamen institutriz. Como si no se nos ocurrieran cosas peores que llamarla. A Julie Andrews no se parece. Julie Andrews es la institutriz más institutriz de todas. Por Mary Poppins y por Sonrisas y lágrimas. O quizá sí se parece. Una vez, durante la promoción de Princesa por sorpresa (no me acuerdo de qué parte), Anne Hathaway la hizo esperar más de una hora. Una tía con esa trompa haciendo esperar a Julie Andrews. Ya no hay respeto. Y la estrella (o sea, Andrews) ni se quejó. Al menos en público. Supongo que Ana Pastor habría permitido algo parecido a Rufián. Ni que decir que me ha dado por hablar de institutrices por culpa de El regreso de Mary Poppins. Que menudo reparto. Emily Blunt, Lin-Manuel Miranda, Ben Whishaw, Colin Firth, Emily Mortimer, Julie Walters, Angela Lansbury, Dick Van Dyke y Meryl Streep. Como nunca he tenido devoción por Mary Poppins (por Sonrisas y lágrimas, sí) me da igual que hagan una versión nueva. Es más, me alegro. Y, demonios, que han pasado 54 años. A lo mejor esta le habría gustado a la rarita de P.L. Travers.

Con motivo del estreno, la revista Tatler ha hecho un repaso por institutrices y niñeras reales o ficticias. No incluye a la Cleo de Roma, nuestra nana favorita de estos días. Oye, que Yalitza Aparicio, la actriz que la interpreta, es la portada del Vogue México: "Una estrella ha nacido", titulan (también, "In tiu’n ntav’i" en mixteco). Y falta Deborah Kerr. Ella, como Julie Andrews, también tiene dos institutrices en su carrera: la de El rey y yo y la de Suspense. Tampoco está Emma Thomson como Nanny McPhee en La niñera mágica ni Robin Williams en Señora Doubtfire. Y mucho menos, Peter Dinklage como Marlowe Sawyer, el niñero de Nip Tuck. Ay, digo niñero y tengo que citar This is us.

Tatler nombra a dos niñeras e institutrices reales en los dos sentidos. Una, Marion Crawford, que fue contratada en 1933 como institutriz de las princesas Isabel y Margarita. Un pintón más regio tenía que el de sus propias pupilas. La llamaban Crawfie y estuvo 14 años al servicio de la Familia Real. Luego, en 1950, cometió el error de escribir The Little Princesses contando cosas de la niñez de la Reina y su hermana. Perdió el favor de la familia. La otra real y real es María Teresa Turrión, la española con título niñeril en Norland College, a cargo del los príncipes George, Charlotte y Louis. Lleva en Kensington desde 2014, cuando George tenía ocho meses.

También nos recuerdan a las ficticias Jane Eyre, la heroína de Charlotte Bronte, y a Becky Sharp, la trepa de William M. Thakeray en Vanity Fair.

Pero hay que reconocer que Mary Poppins tiene una ventaja sobre todas. Puede viajar en paraguas, y eso en el reino de Carmena es bastante envidiable. Porque la Eglantine Price (Angela Lansbury) de ‘La bruja novata’, que también se tiene que hacer cargo de tres niños, va en cama. Seguro que Carmena tampoco nos deja que lleguemos en cama a la Gran Vía.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios