Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

'John Ford', de Peter Bogdanovich

Andrés Amorós recomienda esta semana la edición revisada de este libro, publicada por la editorial Hatari Books.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Los Libros: 'John Ford' " en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Portada 'John Ford', de Peter Bogdanovich | Hatari Books

Peter Bogdanovich fue el primero en intentar retratar el arte de un verdadero poeta del cine, John Ford, uno de los directores más admirados de Hollywood. El crítico retrata a la vez al artista y al hombre en un libro que se publicó por primera vez en 1988 y que satisfizo a los cinéfilos y admiradores de John Ford por igual. La editorial Hatari Books, que nace de Cowboys de medianoche con Garci y Torres-Dulce entre sus impulsores, publica una edición revisada de John Ford, con nueva introducción de Bogdanovich y nueva traducción. Cuenta con más de cien fotografías –algunas inéditas–, tanto en color como en blanco y negro, de alta calidad. Peter Bogdanovich combina entrevistas a John Ford con sus propias reflexiones.

Hay una frase muy famosa de Orson Welles al preguntarle qué cineasta americano preferiría. Contestó: "Solo tres directores, John Ford, John Ford y John Ford". Era un personaje único y extraordinario. Decía Bogdanovich que tenía una lengua viperina y se centraba, sobre todo, en el tema del fracaso en la gloria. Una de sus cualidades más notorias de su cine era la naturalidad, la compasión por gentes sencillas y el gusto en los detalles. De hecho, en una ocasión dijo: "He matado más indios que Custer pero siempre los he tratado con dignidad".

John Ford decía que odiaba el séptimo arte. "Yo no quería meterme en el mundo del cine ni tener nada que ver con él. Lo odiaba. ¿Por qué me metí? Por hambre", aseguró. Comenzó como tercer ayudante de atrezzo y empezó a dirigir porque durante un rodaje todos estaban borrachos menos él. "Siempre lo he considerado un trabajo, no un arte", aseguró.

Ford rodaba al estilo del cine mudo, sin ensayos previos ni siquiera en las escenas de acción. "Los montadores y los músicos lo estropean", creía. Además, pensaba que los nuevos directores se concentraban en la cámara en lugar de darle prioridad a los personajes, a la historia y a los sentimientos.

En general, odiaba a los músicos. Pensaba que era ridículo y absurdo que en una escena en la que aparecían cosacos, indios o soldados muriéndose de hambre y sed en el desierto, sonase la Orquesta de Filadelfia.

"El buen guión no existe. Los guiones son diálogos y a mí no me gusta tanta charla. Siempre he tratado de expresar las cosas visualmente. No me gusta rodar libros u obras de teatro. Prefiero coger u cuento y ampliarlo, en vez de una novela y tratar de condensarla", confesó.

Este libro recoge anécdotas extraordinarias, como aquella ocasión en la que le dijo a un actor que besase apasionadamente a una actriz y éste le contestó: "En la película, ella es mi hija". "A partir de entonces, intenté leer los guiones", contó.

Peter Bogdanovich. John Ford, nueva edición revisada y ampliada, Madrid, ed. Hatari Books, 2018, 271 págs, 36 euros.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios