Menú

El devastador incendio de la Biblioteca de la duquesa Anna Amalia

Se cumplen 15 años del desastre ocurrido en esta institución alemana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

0
Se cumplen 15 años del desastre ocurrido en esta institución alemana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Biblioteca duquesa Anna Amalia. | Wikipedia
anna-amelia-1975.jpg
Biblioteca duquesa Anna Amalia, en 1975

Durante la noche del 2 de septiembre de 2004, un resplandor anaranjado comenzó a asomar sobre el tejado del Palacio verde, el edificio principal que albergaba la Biblioteca duquesa Anna Amalia, en la ciudad de Weimar, cuna del clasicismo alemán y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Pronto ese reflejo creció hasta convertirse en un manto de llamas que se extendieron sin control sobre el resto de la construcción, accediendo a áreas históricas donde reposaban 80 mil libros, 2.600 manuscritos, 8.600 mapas y 29 globos terráqueos, además de grabaciones, microfilmes y obras de arte. Se cumplen 15 años de este suceso que conmocionó al país germano y amenazó a uno de los principales templos del saber europeo.

incendio-biblioteca-annaamalia.jpg
La biblioteca en llamas

La biblioteca alemana lleva por nombre el de su máxima patrocinadora, Anna Amalia von Braunschweig-Wolfenbüttel, nieta de Federico Guillermo I de Prusia. Desde 1766, se instaló en una gran sala rococó de tres niveles, una de las más lujosos del mundo. En sus inicios, contaba con 30 mil volúmenes, pero la cifracreció gradualmente desde 1775 cuando el hijo de Anna Amalia, Carl August, gran duque de Sajonia, amplió la colección. El novelista, dramaturgo y científico alemán Johann Wolfgang von Goethe fue el responsable de su administración hasta su muerte en 1832. La erigió como una de las bibliotecas más importantes de Europa.

Entre sus objetos destacaba una importante colección de mapas, con piezas del siglo XV, y los fondos de las bibliotecas privadas de distinguidos personajes de la sociedad alemana, como la poeta Bettina von Arnim, el filósofo Friedrich Nietzsche o el músico Franz Liszt.

partitura-quemada-anna-amalia.jpg
Una de las partituras, dañada por el fuego | Cordon Press

Aquel 2 de septiembre, el fuego asoló el edificio y destruyó 50.000 ejemplares, 37 pinturas y hasta el 98% de la colección de partituras de los siglos XVI al XVIII. Sin embargo, también despertó un importante movimiento solidario. Cuando se supo que un incendio amenazaba este importante patrimonio, cientos de personas se acercaron espontáneamente hasta el lugar. En una gran cadena humana, fueron poniendo a salvo hasta 28.000 mil libros, incluidos incunables, manuscritos medievales, globos terráqueos y la colección de Nietzsche. El director del centro, Michael Knoche, sacó personalmente una Biblia luterana de 1534, una de las joyas más importantes.

El balance final arrojó unos 50.000 libros destruidos por completo y otros 62.000 dañados por el fuego y el agua usada en las tareas de extinción, entre ellos, la colección privada del historiador Konrad Samuel Schurzfleisch, uno de los fondos más valiosos de la biblioteca. Las pérdidas se estimaron en 67 millones de euros.

anna-amalia-von-braunschweig-wolfenbutte
Duquesa Anna Amalia

La misma mañana siguiente comenzaron las tareas de restauración de ejemplares, unos trabajos que se prevé continuarán hasta 2020. Por el momento, se ha recuperado una edición original de Nicolás Copérnico, De Revolutionibus Orbium coelestium, Libri VI, de 1543 en la que el astrónomo polaco demuestra que la Tierra gira sobre su propio eje.

El edificio fue reabierto al público el 24 de octubre de 2007, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de la duquesa Ana Amalia.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation