Menú

Nacho Cano cuenta en esRadio la farsa de su detención y el maltrato de Marlaska a sus bailarines

Nacho Cano habla en Es la mañana de Federico de la persecución de la Policía de Marlaska.

Federico Jiménez Losantos entrevista a Nacho Cano tras su detención

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Nacho Cano habla en Es la mañana de Federico de la persecución de la Policía de Marlaska.

El Gobierno ronda a Nacho Cano, pero el artista se defiende. El creador de Malinche ha intervenido en Es la mañana de Federico para insistir en la conspiración contra él debido a su asociación con Isabel Díaz Ayuso. Tras tener diez horas secuestradas a una serie de jóvenes mexicanas por parte de la Policía de Marlaska, Cano ha asegurado en esRadio que "no es una interrogación limpia, tranquila sino que les coaccionan e invitan a decir cosas. Buscaban una noticia bastante más grande de la que han tenido".

Nacho Cano ha opinado sobre este nuevo episodio de la crónica negra de la España de Pedro Sánchez en el que —tal y como enunció Federico Jiménez Losantos— fue la Policía, no un juez, la que secuestró durante diez minutos al autor para que la SER y El País dieran el titular antes de soltarle.

"Así es. Ellos me llaman a comisaría para declarar, no me mandan ningún tipo de escrito ni nada y cuando entro me dicen ‘está usted en calidad de detenido’, me toman las huellas y que ha habido una denuncia por tener trabajadores irregulares. Yo digo que declararé ante un juez, ustedes investigan pero es un Estado de derecho".

Eso sería el proceso normal, pero tal y como explicó en esRadio, "cuando salgo de ahí me encuentro con El País y la Ser en portada "Nacho Cano detenido". "Condenado, es usted un criminal. A partir de ahí convoco la rueda de prensa y cuento los hechos tal y como han sido".

Mientras, las muchachas mexicanas estuvieron retenidas durante diez horas en un largo interrogatorio de "preguntas capciosas" para lograr declaraciones sobre, sin ir más lejos, posibles y presuntos abusos sexuales.

"Está claro desde el principio que no son inmigrantes ilegales, que no vienen a matar o violar. Hay inversores privados que pagan esta aventura y todo ha sido en abierto", explicó. Y detalla: "Hay una investigación en un momento dado porque una chica que vino era muy conflictiva y los responsables dijeron que no era bueno que estuviera. Ella dijo que iba a denunciar pero en base a eso la Policía empezó a investigar desde enero y, hace dos semanas, se presentan en la escuela donde estaban los chicos trabajando y se los llevan. No llaman al Consulado y les tienen horas pidiendo móviles, leyendo whatsapps…".

Y detalla el nefasto trato a los 17 jóvenes artistas mexicanos: "Los metieron en los coches de Policía y pusieron las sirenas para acojonarles, no dejaron pasar al abogado... una machada kafkiana. Que pase en mi país me da vergüenza".

"A Ayuso han ido ya a por su padre y a por su novio. Les quedaba yo o cualquier persona cercana a ella", explicó sobre las evidentes ramificaciones políticas del asunto, y más en plena operación de venganza por la investigación —esta sí, real— contra la esposa del presidente, Begoña Gómez.

"Miedo no tengo, pero soy consciente de que si no dices lo que quieren oír van a por ti", mencionando métodos de la Stasi y el acoso contra toda la familia habitual en esos procedimientos. Y es que, tal y como recordó él mismo, está implicado "el comisario de la comisaría de Leganitos que trabaja directamente para el otro". Se refirió así a Alberto Carba, cuyo nombre surge con toda claridad en el caso de López Madrid y la doctora Pinto y otros siniestros episodios recientes.

Respecto a cómo está Isabel Díaz Ayuso, aseguró que "no quiero complicarle más la vida de lo que la tiene, me abstengo de hacer comentarios. Yo llevo dos o tres días en esta situación", dijo comparándolo con el acoso constante sufrido por la presidenta madrileña.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso