Menú

España quiere saldar cuentas con Dinamarca

El equipo de Valero Rivera se enfrente a los nórdicos con ánimo de revancha tras la derrota en semifinales del Mundial de Suecia 2011.

LD / EFE
0
El equipo de Valero Rivera se enfrente a los nórdicos con ánimo de revancha tras la derrota en semifinales del Mundial de Suecia 2011.
Los jugadores españoles celebran el triunfo ante Eslovenia. | EFE

La selección española de balonmano tratará de alcanzar esta tarde (17:45 horas / Teledeporte) en el impresionante Beogradska Arena de la capital serbia su cuarta final en un Campeonato de Europa, ante un conjunto danés que el pasado año la apeó de la final del Mundial de Suecia.

Esa circunstancia dota de un cierto tono de revancha a un duelo en el que los de Valero Rivera confían en poder doblegar a una Dinamarca que no llega al partido en tan buen momento como el pasado año. De hecho, la presencia de los nórdicos en la lucha por las medallas puede considerarse toda una sorpresa, dados los cero puntos con los que los de Ulrik Wilbek arrancaron la segunda fase del Europeo, tras perder en la primera ronda ante Serbia y Polonia.

Sin embargo, la reacción de los daneses, que lograron vencer sus tres encuentros de la segunda fase –Macedonia, Alemania y Suecia–, unida a la debacle alemana, que perdió hasta en dos ocasiones la posibilidad de asegurarse la semifinal, les ha permitido luchar por un oro que ya conquistaron en 2008 en Noruega.

La selección española tendrá que mostrarse más sólida que nunca en defensa, donde Valero Rivera seguirá alternando el 5-1 con un profundísimo 6-0 para evitar los lanzamientos de cañoneros de la talla de Hansen o Markussen. Excelencia a la que también se verá obligado en ataque el conjunto español, cada vez más fluido en esta faceta, si no quiere caer víctima del peligrosísimo contragolpe danés, que no desaprovecha ninguna duda del rival para montar fulgurantes contragolpes con los extremos Hans Lindberg y Lars Christiansen como puntas de lanza.

España deberá añadir la máxima precisión en el lanzamiento si quiere batir al excelente portero Niklas Landin, una de las claves de la derrota española en la semifinal mundialista y que ha evidenciado en Serbia que se encuentra en un gran momento de forma. Un magnífico equipo, aunque no imbatible, como ya comprobó España en la pasada Supercopa de Naciones en la que se impuso a los daneses por 29-26, un triunfo que la selección tratará de repetir este viernes para alcanzar su cuarta final continental seis años después de colgarse la plata en Suiza, tras ganar precisamente a Dinamarca en las semifinales.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios