Menú

Febrerillo el loco

Rebasado el ecuador de la temporada, el calendario se le presenta de forma distinta a los dos grandes del fútbol español.

0

El Real Madrid tiene aún más motivos para sonreír: además de conservar la ventaja de siete puntos sobre el Barcelona, ve cómo el calendario le favorece en febrero. A los azulgranas, en cambio, les espera un mes de competición bastante duro, con un partido más que el eterno rival al seguir con vida en la Copa del Rey.

Así, mientras el equipo de José Mourinho apenas se va a mover de la Comunidad de Madrid –sólo jugará en Moscú la ida de octavos de final de la Liga de Campeones contra el CSKA, el próximo 21 de febrero–, al conjunto de Pep Guardiola le aguardan difíciles desplazamientos como Pamplona (11 de febrero), Leverkusen (14) y Madrid, donde se medirá al Atlético el último fin de semana del mes.

Los dos únicos partidos que los culés jugarán este febrero en casa, sin contar el del pasado sábado frente a la Real Sociedad (2-1), serán contra el Valencia: el primero, este miércoles en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey; y el segundo, el día 19, en la vigésima cuarta jornada de Liga.

Más cómodo, a priori, se le presenta el calendario al Real Madrid, que apenas se moverá de la Comunidad madrileña en este mes de febrero, que estrenó con una victoria (0-1) en el Coliseum Alfonso Pérez ante el Getafe que le permite mantener su holgada ventaja (7 puntos) en la Liga.

Los dos próximos compromisos ligueros de los blancos serán en casa ante el Levante y el Racing de Santander, los días 12 y 18, respectivamente. Partidos en teoría asequibles para el líder del campeonato, que no obstante desconfía al recordar que fue precisamente contra estos dos equipos, en la primera vuelta, cuando se dejó cinco puntos de una tacada.

Será el día 21 cuando el Madrid jugará en la Champions, en el estadio Luzhniki de Moscú ante el CSKA. El siguiente fin de semana, último de febrero, el equipo de Mourinho volverá a disputar un partido de Liga lejos de su feudo del Santiago Bernabéu, pero será en Vallecas ante el Rayo, por lo que ni siquiera abandonará la capital de España.

Así, el calendario se le presenta mucho más propicio al Madrid que al Barcelona, cuando llega la hora de la verdad en la máxima competición europea y pueden empezar a decidirse unas cuantas cosas en la Liga.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios