Menú

Así jugó Italia

Balotelli, autor de los dos tantos, Pirlo, Montolivo y Bonucci fueron los mejores jugadores de la azzurra.

0
Balotelli, autor de los dos tantos, Pirlo, Montolivo y Bonucci fueron los mejores jugadores de la azzurra.

Buffon (2). Empezó titubeante, con errores impropios de su calidad, pero se fue creciendo a medida que pasaban los minutos, realizando dos intervenciones prodigiosas en la segunda mitad.

Balzaretti (2). Sólo el absurdo penalti cometido en el tiempo de añadido le ha evitado ser el major defensor azzurro. Jugó en un sitio que no es el suyo, el de lateral derecho, y cumplió a la perfección.

Bonucci (3). Otra vez rayó a la perfección. Está siendo, junto a Ramos, el mejor defensa de la Eurocopa. Inabordable. Insuperable tanto por alto como por bajo.

Barzagli (2). Hace menos ruido que su compañero en el eje de la zaga, pero sin sus grandes prestaciones la defensa italiana quedaría coja. Se le nota la compenetración con sus compañeros. No en vano, tres de los cuatro defensas son de la Juve.

Chiellini (2). Típico defensa italiano que, juegue en la posición que juegue, hace lo mismo: destruir, molestar, ganar por alto, y arriesgar poco. Hoy volvió a hacerlo, y se salió. Apenas hubo peligro por su banda.

Pirlo (3). Verle jugar es un espectáculo. En cada encuentro sienta cátedra. Otra vez manejo el centro del campo a su antojo, y eso que hoy el rival era superior en toque. Se postula como mejor jugador de la Eurocopa

Marchisio (1). Quizá el único pero en el once italiano. Aunque se desfondó y se asoció bien, apenas se atrevió a subir hasta los instantes finales, cuando además pecó de un individualismo exacerbado. No borra la gran competición que está llevando a cabo.

De Rossi (2). Otro que rinde a las mil maravillas independientemente de la posición en la que juegue. Líbero, centrocampista, da igual. Siempre cumple. Su capacidad táctica compensa los lunares técnicos. Brillante

Montolivo (3). Por fin apareció el Montolivo de verdad. El que no se cansa de trabajar a pesar de jugar de media punta; el que amenaza con continuos movimientos y disparos desde la frontal; y el que asiste goles a sus compañeros. El pase en el segundo tanto de Balotelli, para enmarcar.
   63' Thiago Motta (1). Salió para dar más control al centro del campo italiano, y lo logró. De algún robo suyo nacieron varias contras.

Cassano (2). Es increíble lo de este tío. Con los partidos que está llevando a cabo en esta Eurocopa, cualquiera diría que hace ocho meses sufrió un ictus cerebral. Otra vez fue el italiano más incisivo en ataque. Magnífica jugada en el primer tanto de los suyos.
   57' Diamanti (1). No fue el revulsivo que brilló ante Inglaterra, aunque Italia tampoco lo necesitó.

Balotelli (3). Hoy sí fue Supermario. Se pegó con todos, siempre fue una amenaza constante para los alemanes, y los dos balones peligrosos que tocó los transformó en gol. Para esto confió Prandelli en él, sin importarle sus locuras. Se tuvo que retirar lesionado, aunque no parece nada grave.
   69' Di Natale (0). Tuvo la sentencia en un par de ocasiones de las que todos se acordaron cuando Alemania marcó el 2-1 en el minuto 90. Por suerte para él, todo se quedó ahí.

Prandelli (3). Otra vez lección magistral del técnico lombardo. Lejos de amedrentarse por la calidad técnica alemana, quiso plantear el partido de tú a tú, con un once muy ofensivo, y le salió perfecto. Enorme.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios