Menú

Pau y Rudy someten a una correosa Australia

Tras un primer cuarto con bastantes dudas, los de Scariolo supieron reaccionar para sumar su segunda victoria en los Juegos.

0
Tras un primer cuarto con bastantes dudas, los de Scariolo supieron reaccionar para sumar su segunda victoria en los Juegos.
Marc (i) y Pau Gasol (d) luchan por un rebote ante David Andersen. | EFE

Nueva victoria de la selección española de baloncesto en los Juegos de Londres 2012 al imponerse (70-82) a un correoso equipo como Australia, al que ya había ganado en la fase de preparación (75-69 en Granada y 85-71 en Málaga).

El conjunto de Sergio Scariolo flojeó en el primer cuarto, pero cambió el chip en el segundo para dar la vuelta a la situación y marcharse al descanso con cinco puntos de ventaja (32-37). Sin embargo, la auténtica exhibición llegó en el tercer período, cuando el conjunto español firmó un parcial de 10-26 que le permitió encarrilar su segundo triunfo en estos Juegos después del logrado el pasado domingo ante China (97-81). El próximo rival de España será Gran Bretaña, a la que se medirá el próximo jueves a partir de las 21:00 hora española.

La baja de Juan Carlos Navarro, que ha vuelto a recaer de la fascitis plantar en el pie izquierdo, se presentaba como un serio contratiempo para Scariolo, que anda metido en plena batalla con el Comité Olímpico Español (COE) por el polémico asunto de las acreditaciones. Australia, un equipo muy físico que conoce bien a los campeones de Europa, no se presentaba como el mejor rival posible ante estas tesituras.

Bajo la batuta de Patrick Mills y Dellavedova, los oceánicos empezaron a crear mucho daño en la pintura, especialmente con el jugador barcelonista Joe Ingles. A España no le entraba nada y al final del primer cuarto iba a remolque en el marcador (19-14). La buena noticia para los europeos es que los Gasol, Pau y Marc, se empleaban bien en defensa y supieron frenar a uno de sus hombres más peligrosos como es David Andersen, campeón en tres ocasiones de la Euroliga –dos de ellas con el CSKA de Moscú– y pretendido por el Real Madrid.

Lejos de amilanarse, España tiró de oficio e impuso sus galones. En apenas dos minutos del segundo período no sólo dio la vuelta al marcador (21-22, m.12), sino que dejó bien claro que había metido otra velocidad al partido, tanto en defensa y en ataque. Fue entonces cuando Pau Gasol empezaba a hacer de las suyas en el apartado ofensivo mientras Sergio Llull metía el primer triple para el equipo de Scariolo, hasta entonces errático en los intentos desde más allá de 6,75 metros.

La entrada de Fernando San Emeterio, un jugador no demasiado espectacular pero casi siempre muy efectivo, fue un soplo de aire fresco para la selección española. Como también la de Víctor Claver, cuya presencia en la cancha permitió a los subcampeones olímpicos mover el balón con más fluidez. Australia empezaba a rendirse a la evidencia y al final del segundo cuarto se revertía la situación, con España por delante en el electrónico (32-37, m.20).

La mejoría se hizo aún más patente en el tercer cuarto, que comenzó con un auténtico recital de Rudy Fernández. El escolta mallorquín, que volverá al Madrid la próxima temporada, había dado el susto justo antes del descanso al golpearse en la cabeza con la cámara de un fotógrafo tras salirse por la línea de fondo en un contraataque. Tuvo que recibir tres puntos en el vestuario, pero no pasó nada más.

Entre él y Pau Gasol se encargaron de destrozar a la defensa australiana mientras su seleccionador, Brett Brown, pedía un tiempo muerto tras otro para tratar de frenar el vendaval. Pero nunca encontró la fórmula y España, al ritmo que quiso, se distanciaba en el marcador (36-53, m.26). Mayor fue aún la diferencia en los últimos minutos de este tercer período, con Sergio Rodríguez en la pista.

Llegó después el show de Rudy, que conectó dos triples consecutivos y realizó un mate espectacular que elevaron la ventaja hasta los 24 puntos (37-61) a falta de más de dos minutos para el final del cuarto. El parcial de ese tercer período fue completamente revelador: 10-26.

El último cuarto comenzó con Ibaka y Sergio como protagonistas. El ala-pívot de origen congoleño se hartaba a capturar rebotes y poner tapones, además de destrozar el aro rival tras una asistencia galáctica del base canario. Ambos fueron los más activos en los últimos diez minutos. Sin olvidar la labor de Felipe Reyes, autor de doce rebotes.

España se relajó en el último cuarto y dejó hacer a Australia, que apretó un poco para llegar a ponerse diez puntos abajo (64-74, m.38) después de haber ido perdiendo por 24. Pero todo quedó en un espejismo. Los subcampeones olímpicos controlaron entonces la situación y evitaron cualquier sorpresa.

Con la victoria amarrada, Scariolo decidió no gastar más energías de lo necesario y dar descanso a los jugadores con más minutos en la cancha. Ahora toca pensar en Gran Bretaña antes de los dos exámenes mucho más serios que tendrá España: el sábado contra Rusia y el lunes de la próxima semana frente a Brasil.


Ficha técnica

Australia, 70 (19+13+10+28): Mills (11), Dellavedova (9), Joe Ingles (12), Maric (-) y Andersen (4) –quinteto inicial–; Gibson (-), Newley (12), Barlow (2), Worthington (5), Baynes (8) y Nielsen (7)
España, 82 (14+23+26+19): Calderón (4), Llull (8), Rudy Fernández (17), Pau Gasol (20) y Marc Gasol (12) –quinteto inicial–; Sergio Rodríguez (-), Reyes (7), Claver (-), San Emeterio (4), Ibaka (8) y Sada (2)

Árbitros: Carl Jungebrand (Finlandia), Borys Ryzhyk (Ucrania) y José Carrión (Puerto Rico). Sin eliminados
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B del torneo olímpico de baloncesto disputado en el Basketball Arena de Londres ante 9.103 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios