Menú

España vuelve a relajarse y dice adiós a la primera plaza

Tras un primer cuarto brillante, los de Scariolo se relajaron después y terminaron cayendo ante Rusia, con Fridzon (24 puntos) como estandarte.

0
Tras un primer cuarto brillante, los de Scariolo se relajaron después y terminaron cayendo ante Rusia, con Fridzon (24 puntos) como estandarte.

Duro varapalo para la selección española de baloncesto. Después de jugar con fuego el pasado jueves ante Gran Bretaña, a la que acabó ganando por un solo punto de diferencia (79-78), el equipo de Sergio Scariolo ha perdido frente Rusia (77-74) y se despide de la primera plaza del grupo B de los Juegos Olímpicos de Londres. Parece que España no ha aprendido la lección, justo cuando más lo necesitaba.

La derrota es especialmente dolorosa porque los campeones de Europa iban ganando por 17 puntos de diferencia al final del primer cuarto (11-28), pero se relajaron en exceso en los siguientes treinta minutos del encuentro, especialmente en el segundo y el tercer períodos, para acabar viéndose superados por el durísimo equipo de David Blatt.

No ha sido esta vez Andrei Kirilenko, quien venía de promediar 23.3 puntos por partido, la estrella rusa. Ni tampoco Alexey Shved o Viktor Khryapa. El gran protagonista del día ha sido relativamente inesperado. Fue Vitaliy Fridzon, el mismo hombre que venía de anotar un triple a la remanguillé que decidió la increíble victoria de Rusia frente a Brasil (75-74), quien se convirtió en la pesadilla española.

El escolta, a quien Scariolo conoce sobradamente al haberlo dirigido hace unas temporadas en el Khimki, acabaría convirtiéndose en el máximo anotador del partido con 24 puntos –catorce de ellos al final del segundo cuarto–, mientras que Pau Gasol, como era de esperar, fue el que más puntos metió por el equipo español (20).

Primer cuarto para enmarcar

El partido empezó sonriendo a los intereses españoles, que firmaron un primer cuarto brillante, sencillamente para enmarcar. Bien empleados en defensa y con un ataque espectacular, los campeones de Europa, con Pau y Sergio Llull al frente, destrozaron el aro ruso, mientras que Marc Gasol se encargaba de frenar una y otra vez a un Andrei Kirilenko que no se enteraba de la película. AK-47, que la próxima temporada regresará a la NBA para coincidir con Ricky Rubio en las filas de los Minnesota Timberwolves, anduvo perdido en el poste bajo.

Todo le pedía a salir de boca al equipo español, que al final del primer período ganaba con holgura. Otra buena noticia es que Scariolo pudo contar finalmente con Juan Carlos Navarro al haber mejorado notablemente de la fascitis plantar en el pie izquierdo pese a que todavía no está plenamente recuperado.

Sin embargo, el partido dio un giro de 180 grados en el segundo cuarto. De la mano de Fridzon, los rusos se iban acercando peligrosamente en el marcador mientras España fallaba empezaba a fallar tiros cómodos. A los de Scariolo pareció encogérseles el brazo ante el arsenal ofensivo de su rival, que es muy variado.

Fridzon, un dolor de cabeza

El técnico italiano de la selección española puso en pista a dos jugadores espectaculares como Sergio Rodríguez e Ibaka, pero la conexión entre el juego exterior y el interior no funcionaba. España sufría y el canguelómetro empezaba a dispararse en el Basketball Arena tras un parcial de 21-12 favorable a los rusos en el segundo cuarto. Al descanso se llegaba con un inquietante 32-40.

Al inicio del tercer cuarto, con ambos equipos empleándose a fondo en defensa, fue España quien trató de poner tierra de por medio con un gran tiro de Pau Gasol desde cinco metros, a lo que respondió Khryapa con dos triples consecutivos. Rudy Fernández, hasta entonces casi inédito, también reclamó su cuota de protagonismo con un lanzamiento desde más allá de 6,75 metros que acabó viendo aro.

Se vivía un toma y daca en el Basketball Arena, aunque eran los rusos los que estaban más acertados. También en el poste bajo, donde Timofei Mozgov se quedaba completamente solo en más de una ocasión para acabar machacando el aro. Al final del tercer cuarto, ganado claramente por Rusia (24-13), el marcador reflejaba un apretado 56-53. Aprovechando la siesta española, los de David Blatt habían protagonizado una gran remontada para dejar todas las espadas en alto con diez minutos por delante.

A España se le encoge el brazo

El período decisivo arrancó con un triple de Navarro que devolvió la ventaja española (56-58). Un mate de Rudy, tras un gran pase interior de Sergio Rodríguez que lo dejó solo bajo el aro, dos tiros libres anotados por Felipe Reyes y otra canasta del propio Chacho aumentaron la ventaja española (57-65, m.35).

Parecía que España tomaba nuevamente las riendas del partido pero no fue así. Rusia no había dicho aún su última palabra y volvió a acercarse en el marcador (66-69, m.36) gracias al buen hacer de Mozgov, espectacular en ataque y muy efectivo en defensa, y de Kirilenko, que esta vez sí aparecía.

Khryapa empataba la contienda (73-73), mientras que el propio pívot de los Denver Nuggets volvía a poner a Rusia por delante (75-73) a falta de 18 segundos. Con sólo cinco por delante, Pau Gasol fue objeto de una falta personal y gozó de dos tiros libres, aunque sólo anotó el primero. Lejos de poder revertir la situación, los rusos se encargaron de sellar la victoria con dos lanzamientos de Fridzon, el héroe del día, desde la línea de 4,20, estableciendo el definitivo 77-74 en el electrónico.

Al final, duro revés que condena a España a la segunda plaza del grupo B –siempre que gane el próximo lunes a Brasil– y, salvo sorpresa, a jugar contra Estados Unidos en semifinales. Dicho de otra manera: adiós a la medalla de plata.


Ficha técnica

Rusia, 77 (11+21+24+21): Shved, Kaun (1), Khryapa (12), Ponkrashov (14) y Kirilenko (8) –quinteto inicial–; Mozgov (12), Fridzon (24), Voronov, Antonov (3) y Monya (3)
España, 74 (28+12+13+21): Pau Gasol (20), Rudy Fernández (10), Calderón (2), Llull (6) y Marc Gasol (10) –quinteto inicial–; Sergio Rodríguez (8), Reyes (4), San Emeterio (3), Ibaka (2) y Navarro (9)

Árbitros: Christos Christodoulou (Grecia), Jorge Vázquez (Puerto Rico) y Fernando Sampietro (Argentina). Sin eliminados
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo B del torneo olímpico de baloncesto disputado en el Basketball Arena de Londres ante 9.192 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios