Menú

Champions League

Análisis del Manchester City: el proyecto del jeque brilla en Europa pero se tambalea en Inglaterra

Tercero en la Premier League, empatado a puntos con el Arsenal, el equipo de Pellegrini lo fía todo a la Champions.

0
Tercero en la Premier League, empatado a puntos con el Arsenal, el equipo de Pellegrini lo fía todo a la Champions.
SIlva, Kun Agüero y De Bruyne, el tridente mágico del Manchester City. | Archivo

Hace ya tiempo que tiró la toalla en la Premier League. Tercero en la tabla con 64 puntos -a 12 del líder Leicester, cuando aún tiene tres jornadas por delante, y con cinco de ventaja sobre su vecino United-, el Manchester City sigue asombrando en Europa. La clasificación para semifinales de la Champions es el premio para un equipo con el que apenas nadie contaba.

El pasado 15 de marzo hizo historia al clasificarse por primera vez en su historia para cuartos de final, después de eliminar al Dinamo de Kiev, y este martes dejaba en la cuneta a otro club propiedad de un poderoso jeque como es el París Saint-Germain. Después del empate a dos goles registrado en la ida -en un duelo marcado por los numerosos errores de unos y otros-, los citizens se impusieron en la vuelta disputada en el Etihad Stadium por 1-0, con un solitario gol del belga Kevin de Bruyne.

Lo cierto es que el City llega a esta eliminatoria de semifinales en uno de sus mejores momentos de la temporada. El conjunto de Manchester empezó en un buen momento, pero a mitad de curso volvió a hacer gala de su irregularidad, combinando derrotas en la Premier League con su eliminación en octavos de final de la FA Cup a manos del Chelsea, mientras que en la Capital One Cup (Copa de la Liga) se hizo con el título tras derrotar al Liverpool en la tanda de penaltis de la final jugada en Wembley, después de que los 90 minutos reglamentarios y la prórroga finalizaran con empate a un gol.

Pellegrini busca su dulce venganza

Más allá de las estrellas con las que cuenta el City (Kun Agüero, David Silva, De Bruyne, Touré Yayá...), la eliminatoria también tiene su morbo por el regreso de Manuel Pellegrini al Santiago Bernabéu. El técnico chileno salió del Real Madrid por la puerta de atrás en mayo de 2010 para ceder el testigo a José Mourinho. En la única temporada del Ingeniero en el banquillo blanco, el equipo acabó segundo en Liga tras el Barcelona (con 96 puntos, a tres de los azulgranas), cayó en octavos de final de la Champions frente al Olympique de Lyon y se estrelló frente al Alcorcón a las primeras de cambio en la Copa del Rey, después de haber perdido por 4-0 en el partido disputado en el Municipal de Santo Domingo.

Llega ahora Pellegrini al Bernabéu al frente de un poderoso equipo, con más nombres que juego, y en el que el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan se ha gastado más de mil millones de libras (1.260 millones de euros) desde que desembarcara en la entidad en 2008, acelerando así una recuperación deportiva que ya había comenzado siete años atrás.

Mansour inauguró su proyecto con un golpe de efecto, la contratación de Robinho por 42 millones de euros, tratándose en aquel momento del séptimo fichaje más caro de la historia del fútbol. Desde entonces, por el Etihad Stadium de Manchester han pasado técnicos reconocidos -Sven-Göran Eriksson, Mark Hughes, Roberto Mancini y Manuel Pellegrini- y futbolistas de primer nivel como Carlos Tévez, Emmanuel Adebayor, Yaya Touré, David Silva, Vincent Kompany, Samir Nasri y el Kun Agüero.

'Goodbye' Manuel, 'hello' Pep

Tras varios años de decepciones en la Champions, este año ha podido dar el City al fin su gran salto adelante. Sin embargo, la inestabilidad que vive el equipo en el plano deportivo se ha trasladado al institucional con la anunciada llegada al banquillo de Pep Guardiola a partir de la próxima temporada. El todavía técnico del Bayern de Múnich, que ha firmado un contrato con los citizens hasta junio de 2019, releva así en el banquillo a un Manuel Pellegrini que nunca ha acabado de convencer a los jeques.

El chileno ha estado tres temporadas al frente del City: en su primer año conquistó la Premier League, pero la evolución del Ingeniero en el club de Manchester ha ido en descenso, pese al título menor de la Capital One Cup conseguido esta temporada.

¿Cómo juega el City?

El ataque es el punto más fuerte de un equipo que, en cambio, sufre atrás. Y mucho. La defensa sigue siendo el punto débil del equipo. Ni siquiera la llegada de Nicolás Otamendi, procedente del Valencia, ha conseguido asentar una zaga que sufre cuando su capitán, Vincent Kompany, no está. Por nombres, el City debería tener un seguro en la retaguardia, pero ni Eliaquim Mangala, ni Martín Demichelis ni el citado Otamendi parecen dar consistencia a una defensa que lo pasa mal sin el belga. Los laterales los ocupan el siempre fiable Bacary Sagna -en la derecha- y su compatriota Gael Clichy en la izquierda, con suplentes de lujo como son Pablo Zabaleta y Aleksandar Kolarov.

Tres cuartos puede decirse de la portería. Aunque
Joe Hart ha dado un paso al frente esta temporada -con grandes actuaciones en la eliminatoria de cuartos frente al PSG-, se trata del portero más irregular y menos fiable con los cuatro que jugarán estas semifinales de Champions en comparación con Keylor Navas (Real Madrid), Jan Oblak (Atlético) y Manuel Neuer (Bayern de Múnich).

El centro del campo es inamovible con los Fernandos -los brasileños Fernando y Fernandinho-, que aportan músculo y circulación de balón a un mediocampo que, hoy por hoy, no tiene sitio para Touré Yaya. El marfileño, considerado uno de los mejores box to box del mundo y que la próxima temporada no seguirá en el City ante la llegada de Pep Guardiola, era hasta hace no mucho el estandarte de este equipo, pero en las últimas semanas ha ido perdiendo peso con los skyblues.

Es en el ataque donde realmente brilla el Manchester City, con nombres que asustan a cualquiera. Además de David Silva -un fijo para Pellegrini-, la llegada de Kevin De Bruyne y Raheem Sterling ha dotado al equipo de variantes ofensivas que antes no tenía. El internacional belga es un auténtico jugadorazo, el artífice de la clasificación del equipo a semifinales, con un tanto en París y otro en Manchester que hundieron al PSG.

Otro futbolista que ha recuperado el protagonismo de antaño es Jesús Navas, que aprovechó la baja por lesión de Sterling para convertirse en un fijo en el costado derecho, aunque la vuelta del internacional inglés seguramente devuelva al sevillano al banquillo de los suplentes. El francés Samir Nasri, ya recuperado de su lesión, es la única baja destacable de los citizens, que no lo inscribieron para la fase final de la Champions.

Arriba, siempre letal, está el Kun Agüero. Si está en forma y las lesiones le respetan, el argentino es capaz de poner en jaque a las mejores defensas del mundo. En el banquillo esperarán su oportunidad el marfileño Wilfried Bony, que no logra despegar desde su millonario traspaso procedente del Swansea (38 millones de euros), y el joven nigeriano Kelechi Iheanacho, un seguro de gol cada vez que salta al terreno de juego.

En definitiva, el Manchester City es un equipo con una pegada demoledora arriba -Sergio Ramos y el resto de la defensa lo pueden pasar mal-, pero con debilidades atrás de las que se puede beneficiar la BBC, a lo que se une la irregularidad de un Joe Hart que, pese a su mejoría esta temporada, es experto en liarla en más de una ocasión.



Once tipo: Joe Hart; Sagna, Otamendi, Kompany (Mangala), Clichy; Fernando, Fernandinho; Sterling, David Silva, De Bruyne; y Agüero
0
comentarios

Servicios