Menú

Liga

El Atlético de Madrid sabe sufrir para ganar al Málaga

Tiago, Griezmann y Godín, por los colchoneros, y Santa Cruz, por los andaluces, marcaron los tantos. Ambos equipos acabaron con diez.

3
Tiago, Griezmann y Godín, por los colchoneros, y Santa Cruz, por los andaluces, marcaron los tantos. Ambos equipos acabaron con diez.
Griezmann (c) celebra su gol al Málaga. | EFE

Práctico, seguro y con capacidad de sufrimiento. Así es el Atlético de Madrid de Diego Simeone y no importan las bajas porque los automatismos que hacen a un equipo grande los tienen todos asimilados. Ante el Málaga, Miranda, Siqueira y Mario Suárez no estuvieron disponibles. Giménez, Ansaldi y Tiago fueron sus recambios y Griezmann le terminó de dar color a un equipo con variaciones en el once, pero no en las sensaciones. Sufrieron en la segunda parte, aunque todo quedó en un susto.

Tras el pitido inicial, el Atlético puso su velocidad de crucero y dominó el encuentro a su antojo. Tocó el balón como quiso, aumentó y disminuyó la velocidad cuando lo necesitó y sin ningún alarde de juego llegó al descanso con 2-0 en el marcador. El primer tanto llegó con el modo automático puesto. Córner a favor, posterior a una posible mano en el área, centro de Koke y remate de Tiago. Gol y tranquilidad. Es la historia de nunca acabar para el Atlético de Madrid, pero es una religión, el fútbol a balón parado, que la afición nunca se cansará de adorar porque da victorias y lo único que le importa al equipo del Cholo es ganar.

El gol de Tiago llegó a los trece minutos y a partir de ahí, desde el 1-0 hasta el 2-0 en el 42', ningún problema para los rojiblancos. Por momentos parecía que el Málaga no se había dado cuenta de que ya iba perdiendo. No adelantó las líneas, no presionó arriba y el Atlético agradeció el favor tocando con calma y dominando los tiempos. Simeone vio la inoperancia del equipo de Javi Gracia y pidió mesura a los suyos que, como buenos soldados, cumplieron las órdenes.

Con Moyá intacto, ni una sola oportunidad de peligro del Málaga en toda la primera parte, el Atlético de Madrid se plantó en la recta final del primer acto sabiendo que un gol les daría medio partido. Subieron la velocidad lo justo para producir una bonita combinación entre Mandzukic y Arda que acabó con un pase de la muerte del turco para que Griezmann ampliara la ventaja y consiguiera el objetivo.

Por fin aparece el Málaga

En la reanudación, el Málaga por fin apareció para inquietar a un Atlético de Madrid que perdió a Manzdzukic al poco del inicio. A los diez minutos de salir de los vestuarios, el croata pidió el cambio por molestias en el cuello y entró Raúl Jiménez. El mexicano firmó la mejor actuación desde su llegada al Manzanares y demostró su valía a un Cholo muy atento a sus movimientos. El número 11 tuvo en su cabeza el 3-0 que hubiese librado a los suyos de muchos problemas ya que poco después, Santa Cruz se inventó un remate precioso en el segundo palo para batir a Moyá y llevar las dudas al Atlético.

Supo sufrir el conjunto rojiblanco y no se encerró atrás como en otras ocasiones. Sobrevivió a algún susto más de los malagueños, pero siempre buscando mientras el gol de la sentencia. Raúl Jiménez mantuvo el protagonismo en dos acciones posteriores. En la primera falló una nueva oportunidad en la que eligió la peor opción, pero en la segunda fue decisivo provocando la expulsión de Samuel. Moyá puso el balón en largo, Jiménez peleó contra dos rivales y le sacó la segunda amarilla al jugador visitante. Ahí desapareció el Málaga y apareció un Atlético dispuesto a resolver el partido cuanto antes.

Según se acercaban los instantes finales fueron llegando las mejores oportunidades de los locales. Griezmann fue el autor de dos de ellas en un disparo con poco ángulo a la red con Kameni batido y con un pase de genio al que no pudo llegar Raúl Jiménez. El que sí llegó para poner la puntilla final al Málaga fue Godín. La defensa andaluza y su portero fueron incapaces de despejar un centro al área, Tiago prolongó desde el primer palo y en el segundo apareció el central uruguayo para cabecear a gol y poner el 3-1 definitivo. El Atlético, más valiente que en otros episodios parecidos, se quedaba merecidamente con los tres puntos.

La expulsión de Gabi por doble amarilla puso la nota negativa a los últimos compases de un encuentro que deja constancia de la solidez y de la capacidad de sufrimiento de un Atlético de Madrid que sigue firme en la cabeza de la tabla.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 3: Moyá; Juanfran, Giménez, Godín, Ansaldi; Tiago, Gabi; Arda (Raúl García, m.86), Koke, Griezmann (Saúl, m.82); y Mandzukic (Raúl Jiménez, m.57)
Málaga, 1: Kameni; Miguel Torres (Horta, m.62), Sergio Sánchez, Welington, Antunes; Camacho, Darder (Recio, m.74); Samuel, Juanmi (Luis Alberto, m.86), Samu Castillejo; y Santa Cruz

Goles: 1-0, m.13: Tiago; 2-0, m.42: Griezmann; 2-1, m.63: Santa Cruz; 3-1, m.84: Godín
Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Comité cántabro). Expulsó por doble amarilla a Samuel (ms. 50 y 74) y Gabi (ms. 53 y 88). Además, amonestó al local Griezmann (m.48) y a los visitantes Miguel Torres (m.58) y Sergio Sánchez (m.71)
Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 52.000 espectadores

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation