Menú

Liga

Escándalo en Mestalla: Vinícius acusa de racismo a un aficionado del Valencia

El partido del Valencia-Real Madrid ha estado marcado por la polémica y el racismo hacia Vinicius.

El partido del Valencia-Real Madrid ha estado marcado por la polémica y el racismo hacia Vinicius.
Tangana en Mestalla. | Europa Press

Hubo de todo en Mestalla y la polémica está servida. Las cámaras de televisión llegaron a captar a Vinicius diciendo "no quiero jugar más". Esto lo decía tras acusar a un aficionado de hacer comentarios racistas hacia él, éste se encontraba en las grada, en la parte de los seguidores radicales del Valencia.

Tras una jugada donde Vinicius tenía la pelota e intentaba encontrar la ocasión, pero de repente Cömert cortó la acción con un balón que estaba en el área, esto hizo que desviara el balón que tenía Vinicius. A raíz de ahí empezaron los problemas en Mestalla, los aficionaron comenzaron a tirar cosas al campo y también se gritaron insultos racistas hacia Vinicius.

El partido paró por más de cinco minutos donde los jugadores le explicaron al árbitro lo sucedido y llegó la policía a las gradas de los radicales del Valencia para parar estas acciones. Esto hizo que el partido de hoy corriese el peligro de ser suspendido por estas acciones, ya que el código disciplinario de la FIFA cambió hace poco y permitía a los árbitros suspender partidos por incidentes racistas.

Pero esto no terminó ahí, el ambiente ya estaba caldeado en Mestalla, por lo que a la mínima volvió a saltar todo por los aires. Cuando Vinicius acusó a Yunnus de retener el balón para perder el tiempo, Mamardashvili, el guardameta del equipo valenciano acudió a defender a su compañero y dirigiéndose a Vinicius. Esto creó otra tangana en la que el brasileño volvía a ser el centro de atención.

El colegiado De Burgos Bengoetxea sacó amarilla a los culpables pero desde el VAR dijeron que había que expulsar a Vinicius por haberle propinado una bofetada a Hugo Duro durante la pelea. Tras la expulsión mientras el brasileño se iba al vestuario, las gradas le increpaban al grito de: "tonto, tonto", algo que no era la primera vez que se escuchaba en el partido, él les hizo el gesto de mandarles a Segunda División.

Tras esta expulsión, los del cuerpo técnico del Valencia se fueron a por el jugador y volvieron a montar otra tangana, esta vez a los pies del túnel de vestuarios, finalmente se quedó ahí la situación, pero el Valencia y sus aficionados dieron muy mala impresión en el partido.

Temas

0
comentarios