Menú

Liga

La estocada definitiva de Ronaldo Nazario al Real Valladolid: fulmina a Fran Sánchez a 11 días de empezar la Liga

Ronaldo se carga al director deportivo a solo 11 días de empezar la temporada.

Ronaldo se carga al director deportivo a solo 11 días de empezar la temporada.
Ronaldo suma y sigue | Dailymotion

Ronaldo Nazario arribó a la presidencia del Real Valladolid allá por 2018. Compró el 51% de las acciones tras llegar a un acuerdo con el expresidente y expropietario Carlos Suárez. Pucela sonreía y el brasileño soltó la frase: "En cinco años lo normal es que el Valladolid pelee por jugar la Champions". La ilusión recorrió las calles y la afición comenzaba a soñar, confiando en las palabras del presi. Cinco años después, con dos descensos en la mochila, Ronaldo ha firmado la estocada definitiva a una hinchada que sigue siendo el mejor botín que tiene el conjunto albivioleta:18.037 almas han renovado su abono a pesar del segundo descenso en tres años y la nefasta gestión de Nazario.

El mundo del fútbol se quedaba boquiabierto en la tarde de este lunes cuando el Real Valladolid anunciaba que su director deportivo, Fran Sánchez, no continuaría en el cargo. Su contrato, que expiraba el 30 de junio de 2024, era rescindido. A once días de comenzar la Liga, el encargado de construir la plantilla que debe llevar de vuelta al equipo blanquivioleta al lugar que merece por historia, tradición y afición, era fulminantemente despedido. El trabajo realizado durante toda la temporada pasada, pero especialmente al día siguiente de firmar el descenso a Segunda al empatar en el Nuevo José Zorrilla ante el Getafe allá por el 4 de junio, el presidente del Real Valladolid decidía tirarlo a la basura.

Con una plantilla a medio hacer -han salido 12 jugadores, entre ellos gente de la importancia de Machís, Gonzalo Plata o Álvaro Aguado- y con varios en la puerta de salida - Amallah, el torpedo Cyle Larin o Fresneda- y tan solo tres fichajes –Boyomo, César de la Hoz y Raúl Moro-, Ronaldo se carga a su arquitecto. Increíble, pero cierto.

Los supuestos motivos de la marcha de Fran Sánchez

Se ha especulado mucho con los verdaderos motivos de esta sorprendente destitución. Algunos hablan de que Ronaldo ha montando en cólera cuando el Olympiakos ha devuelto a Robert Kenedy -el jugador con la ficha más alta de todo el plantel, que llegó como fichaje estrella la temporada pasada del Chelsea y al que las lesiones, y su excesivo gusto por las hamburguesas, no le permitieron no solo lucir, ni siquiera comparecer- tras no superar el reconocimiento médico, mientras otros apuntan que Fran, que se reunió este lunes con emisarios del Barcelona para escuchar su oferta por Fresneda -lateral derecho de 18 años que dejó la temporada pasada destellos de mucho talento-, al decidir rechazar la propuesta azulgrana pidiendo más dinero por el traspaso, cabreó al presi y se fue al paro.

Increíble que Sánchez tenga poder, y la confianza de Ronnie, para reunirse con el Barcelona y decidir si acepta o no su propuesta y pocas horas después esté de patitas en la calle. Es totalmente surrealista y lamentable. Ojo, Fran Sánchez hizo un trabajo nefasto el pasado mercado estival y es lícito, incluso normal, a pesar de que se desquitó, demasiado tarde eso sí, en el mercado de invierno con fichajes de quilates como los de Amallah, Larin o Hongla, que te lo quieras quitar de en medio, pero hombre, por favor, por favor, hombre, esperar al 31 de julio, a solo once días de comenzar la temporada... es demencial.

Y es que en realidad el motivo de la marcha de Fran no es relevante. Si no confías en su gestión al frente de la dirección deportiva, lo echas mucho antes. No esperas al mes de agosto. Si consideras que no es válido, fuera. No hablamos de la figura de un entrenador que puede llegar y cambiar la dinámica de un equipo en pocas fechas, un director deportivo es la piedra angular en el apartado futbolístico, el encargado de planificar la plantilla y lleva meses recabando informes de jugadores, la persona que escucha las necesidades del entrenador, la figura que en el día a día está pendiente de todos los detalles de la primera plantilla, el sujeto que negocia con los distintos agentes... Necesita tiempo para trabajar. No es justificable que a once días de empezar una nueva campaña, con fichajes y salidas encarriladas, fulmines a tu director deportivo. Estás tirando piedras contra tu propio tejado.

Ronaldo, ese presidente que robó la identidad del equipo - decidió cambiar el diseño del escudo del Real Valladolid, justificando el cambio con la cantinela de darle un toque mucho más moderno, cargándose uno de los escudos más bonitos de todo el fútbol español, por un auténtico engendro, una caricatura que puso en pie de guerra a buena parte de una afición que sintió que, sin motivo alguno, le arrancaban de cuajo el alma de su corazón...

Nazario, ese presidente que mientras su equipo se juega la vida en San Sebastián, allá por mayo de 2021, se va de farra a Formentera, mostrando un pasotismo inaudito...

‘O Fenómeno’, ese presidente que llama radicales a los aficionados que, libremente, expresan su descontento con el cambio del escudo en los partidos del Nuevo Zorrilla, que coloca a dedo a amigos de dudosa preparación en puestos capitales como el mismo Paulo Pezzolano -jamás entrenó en Europa y lo sacas de tu otro equipo, el Cruzeiro, para darle las riendas del Pucela jugándose las habichuelas a falta de 10 jornadas para el final-, Paulo André Benini, colocado para manejar y controlar todo el área deportiva como Director del Área de Estrategia Deportiva o Julio Baptista como entrenador del Real Valladolid B, y que firma dos descensos en tres años, lo ha vuelto a hacer, se ha reído en la cara de la afición del Pucela y lo peor es que, desgraciadamente, no será la última.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso