Menú

El increíble golpe de mala suerte de Woods en Augusta

En su 'approach' en el hoyo 15, la bola, que iba directa al hoyo, golpeó en el palo de la bandera y salió disparada hacia el agua.

Una gran ronda de golf la estropea una hoja, una piedra, un viento no calculado o, como a Tiger Woods en la segunda ronda del Masters de Augusta, el palo de una bandera. De este infortunio se benefició indirectamente el australiano Jason Day, el nuevo líder del primer grande de la temporada.

La mayor de las paradojas golfísticas se fue a estrellar esta vez y de pleno contra el número uno del mundo y máximo candidato a la Chaqueta Verde quien, en su 'approach' en el hoyo 15, la bola, que iba casi al hoyo, golpeó a la bandera y de rebote salió disparada hacia el agua del estanque que rodea el green.

El rostro de Tiger mudó por completo. Fue la explícita definición de la incredulidad. Entonces marchaba como líder del torneo. Del birdie más que factible para 6 abajo, el californiano pasó a hacer bogey por un banderazo.

Tiger bajó a la tierra -concluyó con 3 abajo-, y el australiano Jason Day, inspirado con sus 68 golpes -la mejor vuelta de un día complicado por el viento-, relevó en el liderato a Sergio García y Marc Leishman.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso