Menú

Dacia Sandero Stepway: correcaminos 'low cost'

Por 12.100 euros, este modelo ofrece una practicidad encomiable y una imagen muy a la moda.

4
Dacia Sandero Stepway

Lada vende un auténtico todoterreno 4x4 de gasolina por un poco menos de 12.000 euros. Pero gasta mucho, tiene solo dos puertas y es más bien incómodo. Dacia anuncia su Duster más barato con tracción 4x2 en 11.800 euros pero su equipamiento es absolutamente básico y es de gasolina por lo que para contar con motor turbodiésel, aire acondicionado y algún elemento más, hay que invertir 16.000 euros, un dineral si estamos pensando en gastar lo menos posible. Pero hay un cochecito en la gama Dacia que sí se ajusta bastante a ese perfil de comprador que busca un vehículo práctico, económico, con aspecto de todocamino y que cubra, como coche único, las necesidades de toda una familia. Se llama Sandero Stepway y nosotros hemos probado la versión 1.5 dCi de 90 caballos con el acabado Music, el único disponible.

Hace unas semanas yo mismo aseguraba en una prueba comparativa, en la que un Sandero se veía las caras con un Tata, que las versiones básicas de Dacia con precios ultrabajos no existían porque, pensaba, nadie iba a querer un Sandero sin elevalunas eléctricos, aire acondicionado, cierre centralizado, dirección asistida o radioCD. Pues bien, me equivoqué y de justicia es reconocerlo. En Dacia nos informan que en 2011 vendieron en España 331 unidades del Sandero Base con ese equipamiento pelado. Asimismo se vendieron 109 Duster Base, en ambos casos, ventas concentradas en zonas rurales y en el norte, como Pirineos, donde parece ser que el precio es de verdad el protagonista por delante de comodidades de ausencia impensable en otras zonas de la península.

Por eso aclaramos que en los 12.100 euros de este modelo probado no entran elementos como los elevalunas eléctricos o el cierre centralizado, disponibles en un pack por 242 euros; no entra el aire acondicionado que cuesta 440 euros o no entra la rueda de repuesto por la que Dacia cobra 102 euros. Es decir que un Sandero Stepway 1.5 dCi como el que va a encargar la mayoría de los clientes costará 13.000 euros, un precio que sigue siendo competitivo porque el modelo de la marca rumana ofrece argumentos de peso a su favor.

Como el espacio, con un habitáculo holgado y un maletero muy capaz que permiten albergar a una familia con todo su equipaje. La presentación se puede considerar básica, modesta pero correcta, con plásticos de calidad y ajustes más que conseguidos. En general, se respira un ambiente sobrio con pocas concesiones al lujo, pero, por ejemplo, los asientos son por mullido y tamaño, mejores que los de muchos modelos más caros.

El motor es ruidosillo en frío pero sus 90 caballos parecen 120 por lo rápido que sube de vueltas y que coge velocidad. Lo cierto es que al margen de que es un propulsor vivaz y muy solvente, está asociado a un cambio, que aunque impreciso y de manejo mejorable, cuenta con un escalonamiento perfecto de los desarrollos. De hecho, circulando en quinta, muchas veces se tiende a buscar la sexta porque se nota que el motor va un poco forzado, pero es más la sensación que la realidad ya que a 140 km/h la aguja del cuentavueltas marca las 3.500 rpm, todavía con margen suficiente para seguir subiendo. Y en ciudad se agradece una barbaridad porque muchas veces puedes ir en cuarta o quinta sin superar los límites urbanos y gastando lo mínimo.

Hablando de consumos, superar los 7 l/100 km es difícil en condiciones normales y lo habitual es gastar entre 5 y 6 l/100 km. Como difícil es poner en apuros a un chasis de arquitectura modesta pero preparado para soportar el trato más duro no solo en ciudad, su entorno ideal, sino también en caminos fuera del asfalto. La versión Stepway es dos centímetros más alta que un Sandero normal, lo que le permite ciertas alegrías fuera del asfalto. A cambio, balancea más en curva pero en general es noble y aplicado. Como en todo lo demás.

Temas

En Motor

    Recomendado

    Lo más popular

    1. VOX se revuelve contra Ciudadanos
    2. Federico Jiménez Losantos: 'El Caso Cursach y la "información vaginal" de las cloacas'
    3. 21-D en Barcelona: ¿qué puede salir mal?
    4. Luis Herrero: 'La coartada'
    5. Los sanchistas piden a Susana Díaz que deje la Junta a Marín
    0
    comentarios

    Servicios