Menú

Lamborghini Veneno: para tres afortunados

Lamborghini se ha regalado por su 50 cumpleaños un coche superexclusivo, el Veneno, del que sólo fabricarán tres unidades.

0
Lamborghini se ha regalado por su 50 cumpleaños un coche superexclusivo, el Veneno, del que sólo fabricarán tres unidades.
Lamborghini Veneno

Después de Miura, Islero o Diablo, Lamborghini ha decidido bautizar su último astado, con el que celebra el 50 aniversario de la marca, como Veneno, en honor a un toro bravo que en 1914 acabó con la vida del torero José Sánchez Rodríguez en la plaza de toros de Sanlúcar de Barrameda. Y probablemente no había mejor nombre para un modelo cuya sola contemplación envenena la mirada del que se fija en él.

Y si, además de fijarse en lo externo uno analiza sus características, el Veneno hace honor a su nombre y parece retar a su conductor a un duelo implacable, como en su día el toro hizo con el torero.

En efecto, el nuevo Lamborghini Veneno está creado para sacar lo mejor de sí mismo. Su chasis monocasco está fabricado completamente en fibra de carbono, al igual que la carrocería. Sus suspensiones independientes se fabrican en aluminio y sus llantas en fibra de carbono. Discos de frenos carbocerámicos, un espectacular alerón... Todo en el Veneno anuncia la máxima exigencia para el conductor.

El motor es un 6.5 V12 atmosférico que desarrolla una potencia de 750 CV y que se transmite a sus cuatro ruedas por medio de una caja de cambios ISR de 7 velocidades, una transmisión inspirada en la F1. Sólo pesa 1.450 kilos, o lo que es lo mismo, 125 kilos más ligera que un Lamborghini Aventador.

Todo esto para conseguir unas prestaciones espeluznantes: 355 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 2,8 segundos.

La lástima, aparte del dinero, es que sólo se fabricarán tres unidades además de ésta que se ha mostrado en Ginebra. Y ya están adjudicadas. ¡Qué envidia!

Aquí tienes más información sobre el Lamborghini Veneno.

 

Temas

En Motor

    0
    comentarios