Menú

Mucho más que dos simples aspirantes

Murray y Djokovic, por debajo de Federer en los pronósticos de Wimbledon, saben que tendrán su oportunidad.

0
Murray y Djokovic, por debajo de Federer en los pronósticos de Wimbledon, saben que tendrán su oportunidad.
Andy Murray, junto a Novak Djokovic en Wimbledon. | Cordon Press/Archivo

Roger Federer es el hombre a batir en esta edición de Wimbledon. El siete veces ganador del torneo más prestigioso del mundo sobre hierba parece en condiciones de lograr un nuevo éxito —ha ganado un total de 266 de sets y 84 partidos, tal y como se detalla en esta infografía dedicada a Federer—. Especialistas en tenis y sus propios compañeros avalan la candidatura del helvético. Entre estos últimos está el mismísimo Rafa Nadal, que también aparece en las quinielas de muchos, aunque no ha jugado torneos de preparación en esta superficie tras su triunfo en París.

Nadie dice que el actual campeón de Wimbledon, Andy Murray, o el tricampeón Novak Djokovic estén a años luz de los dos primeros. Ambos cuentan también, y mucho, en los pronósticos de los que saben de tenis. Lo que pasa es que, por cómo ha transcurrido el año, están un escalón por debajo de Federer y Nadal.

El escocés siempre será favorito porque es el actual número uno el mundo, juega en su superficie y defiende su trono ganado el año pasado en Wimbledon. Sin embargo, existen otras razones, también evidentes, que hacen temer por su rendimiento. Preocupan sus problemas físicos, por ejemplo. Es algo que todo el mundo conoce. Sus molestias en la cadera han obligado a decir que no a dos partidos de exhibición previstos en Hurlingham para preparar el torneo.

El hecho de que cayese ante Jordan Thompson a las primeras de cambio en el torneo de Queen’s, una de sus citas preferidas previa al torneo londinense, terminó de encender las alarmas. "Estaré bien para jugar el torneo y jugar siete partidos", manifestó Federer horas antes de entrar en acción.

La dinámica de Novak Djokovic, en cambio, es positiva en los último tiempos. Ha logrado reconducir su situación con la victoria en el Aegon International disputado en Eastbourne. El serbio no jugaba tan cerca de Wimbledon desde Queen’s 2010. Se trata de su segundo torneo ATP en 2017. Falta le hacía. Necesitaba confianza y victorias sobre la hierba y ahora quiere quitarse la espina. Ya está preparado para sumar un título más a sus tres victorias en el All England Club.

De momento, se ha rodeado de la mejor manera que ha podido para llegar lo más lejos en Wimbledon. El serbio ha incluido en su equipo de trabajo a Mario Ancic, ex número 7 del mundo. Viene a reforzar un grupo de apoyo en el que también está Andre Agassi.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia