Menú

La 'ruina' de la Lotería: el 70% de los ganadores se gasta el premio en menos de 5 años

Cuando se gana un premio importante en la lotería lo primero es pensar con la cabeza y después hacer inversiones.

0
Cuando se gana un premio importante en la lotería lo primero es pensar con la cabeza y después hacer inversiones.
Décimo de la Lotería de Navidad | EFE

El 22 de diciembre es uno de los días más esperados por los españoles. Durante las cerca de tres horas que dura el Sorteo Extraordinario de Navidad se reparten 2.380 millones de euros en premios, siendo El Gordo, con una cuantía de 400.000 euros, el más esperado; seguido del segundo premio (125.000 euros) y el tercero (50.000). Para el Sorteo, cada español gastará una media de 68,48 euros en comprar décimos de lotería.

Desde el banco digital Self Bank recuerdan que "no hay números bonitos, ni feos, ya que los 100.000 números que se juegan entran todos en el bombo y tienen la misma probabilidad de salir agraciados".

El 70% de los ganadores de algún premio de lotería se gasta el importe obtenido en tan solo 5 años, según el Fondo Nacional para la Educación Financiera (NEFE), en gran parte porque carecen de conocimientos financieros y hacen una mala gestión del dinero.

¿Dónde invierto el Gordo?

Si eres uno de los afortunados del Sorteo Extraordinario de Navidad, "lo primero es mantener la cabeza fría y no tomar decisiones precipitadas, ya que para obtener una buena rentabilidad hay que estudiar cada situación de manera individualizada", apunta Victoria Torre, Responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank. Estas son algunas de sus recomendaciones:

  1. Realizar una buena planificación y no tomar decisiones precipitadas. Cada caso es distinto y hay que analizar si el premiado cuenta con deudas, hipotecas, si quiere invertir en productos más arriesgados o conservadores… y, en función de eso, hacer una planificación meditada de qué hacer con el premio.

  2. Tapar agujeros. Esta es la respuesta más repetida entre los agraciados. Sin embargo, a la hora de decidir qué deuda amortizar, es importante saldar primero aquellas que cuentan con un tipo de interés mayor.
  3. ¿Dejar el trabajo? Tras ganar el premio, muchos pueden pensar en abandonar su puesto de trabajo; sin embargo, esto no es tan beneficioso como suena, ya que dejarían de cotizar y el dinero se esfumaría a mayor velocidad. Sin embargo, se puede invertir el dinero en emprender un nuevo negocio o en mejorar la formación para obtener otro puesto más cualificado.
  4. Quitarse la hipoteca. "Esta es otra de las alternativas preferidas por los premiados, pero puede no ser la mejor opción a nivel fiscal, ya que si se cuenta con una hipoteca con un tipo de interés bajo, no interesa cancelarla; ni tampoco si se adquirió la vivienda antes de enero de 2013, ya que disfruta de la deducción en el IRPF por adquisición de vivienda", señalan desde Self Bank.
  5. Invertir en bienes inmuebles. Comprar una vivienda es la opción que elegirán alrededor del 41% de los españoles premiados, pero su adquisición también debe reflexionarse, en función de si el inmueble es para vivir, como residencia vacacional o si se busca una propiedad para alquilar. En este último caso, se debe tener en cuenta tanto la demanda como los precios de alquiler de la zona para analizar la rentabilidad de la inversión.

  6. Planificar y diversificar. Una parte del premio se puede invertir en productos con un perfil más conservador como bonos, letras del Tesoro o depósitos, pero con menor rentabilidad, y otra parte destinarla a productos con más riesgo y mayor rentabilidad a largo plazo como son las acciones o los fondos de inversión.
  7. Darse un capricho. Aunque planifiquemos nuestra inversión también podemos darnos un capricho.
  8. Dejar una partida en dinero líquido. Algunos premiados prefieren destinar una cuantía por si surgen imprevistos u oportunidades de negocio.

En Libre Mercado

    Servicios