Menú

El paro registrado en el INEM baja en julio gracias a la temporada estival

Según Trabajo, el número oficial de desempleados en julio se redujo en 73.790 personas. Sin embargo, una vez eliminado el efecto estacional, esta cifra se reduce a 37.910. El departamento oculta medio millón de parados y hay más de 5,41 millones de demandantes de empleo apuntados en el INEM.

LORENZO RAMÍREZ
0

El Ministerio de Trabajo ha publicado los datos de paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM). El mes de julio ha sido bueno para el empleo, aunque no tanto como asegura el departamento que dirige Celestino Corbacho.

El informe compite en credibilidad con el publicado el pasado viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su Encuesta de Población Activa (EPA), que apunta a una tasa de desempleo del 20,09%, con 4.645.500 parados al cierre del primer semestre de 2010.

Y a tenor de las cifras publicadas este lunes, el Gobierno se hace trampas al solitario, porque el INE (que en teoría es independiente) y el Ministerio de Trabajo no hablan el mismo idioma. Según el informe de Corbacho el volumen de parados en julio se redujo en 73.790 personas respecto a junio.

Este descenso mensual es el cuarto consecutivo y el mejor dato que se registra en un mes de julio desde 1998. El año pasado, julio dejó 20.794 parados menos. Con todo ello, los registros del INEM contabilizan 3,9 millones de parados.

Pero cuando se bucean en los datos, el notable se convierte en aprobado raspado. Eliminando el efecto estacional, el descenso de parados se reduce a más de la mitad, con 37.910 desempleados menos. Sigue siendo un buen dato, pero no tan increíble como anuncia Trabajo.

La economía española no es capaz de crear empleo en términos anuales sin el "efecto calendario" y, una vez que se acabe la temporada turística, se volverán a destruir puestos de trabajo como históricamente ha sucedido en los últimos 50 años.

 

Fuente: Ministerio de Trabajo

 

364.000 parados más en el último año

En los últimos doce meses, el paro ha aumentado en 364.483 desempleados, un 10,28% más, de los que 165.736 son varones y 198.747 mujeres, con incrementos del 9,37% y del 11,2%, respectivamente.

Por sectores económicos el desempleo bajó en todos los sectores en el mes de julio. El mayor descenso lo registró servicios, con 44.496 desempleados menos (-1,9%), seguido de construcción, con una bajada de 16.522 (-2,2%).

Industria registró una disminución de 13.242 personas (-2,6%) y en agricultura el paro descendió en 1.067. Por su parte las personas sin empleo anterior aumentaron en 1.312 (0,4%).

Medio millón de parados ocultos

Pero sigamos con los datos del INEM. Resulta que hay 498.148 parados que el departamento que dirige Celestino Corbacho esconde bajo la alfombra. En este saldo no se incluyen los desempleados que sacó de las listas el ex ministro de Trabajo, Jesús Caldera, un mes antes de las pasadas elecciones generales, en febrero de 2008. Entonces, Caldera cambió el método de cálculo del paro para maquillar las cifras ante la pérdida de vigor del mercado laboral español.

Se trata de las personas que acuden a cursillos de formación, que se catalogan como demandantes de empleo no ocupados (DENOS). El retrato robot de estas personas es evidente: inmigrantes que pierden su puesto de trabajo con la crisis al carecer de conocimientos que les permitan cambiar de ocupación y los españoles y extranjeros expulsados del sector inmobiliario por el pinchazo de la burbuja del ladrillo.

Según los datos publicados este lunes, el número de desempleados inscritos en esta rúbrica (DENOS) es de 279.019, que no se incluyen en el paro registrado. Corbacho los considera parados "ocupados".

Pero el maquillaje del Gobierno no se acaba aquí. El departamento que dirige Corbacho tampoco incluye en las listas a 219.129 parados, agrupándolos en el epígrafe estadístico de desempleados "con disponibilidad limitada" o con "demanda de empleo específica". Estas personas, según afirma el antiguo INEM, "son aquellos demandantes, sin empleo, que indican en su solicitud condiciones especiales de trabajo". Es decir, que son también parados.

Si se suman los desempleados DENOS y los citados de disponibilidad limitada y demanda de empleo específica, el maquillaje oculta 498.148 parados.. Sumando esta cifra a los desempleados oficiales el saldo total asciende 4,4 millones personas sin trabajo.

Más de 5,4 millones de demandantes de empleo

Pero lo más sorprendente de las estadísticas del ministerio de Trabajo es que el volumen de demandantes de empleo que tiene contabilizados el INEM alcanza las 5.417.693 personas.

El Gobierno explica esta brecha entre paro registrado y demandantes de empleo por la existencia de personas que quieren cambiar de puesto de trabajo, aunque no estén en paro. Estos "trabajadores" tienen que ir a las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo cada tres meses para fichar y que quede constancia de que quieren conseguir un empleo mejor.

Fuente: Ministerio de Trabajo

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Primeras palabras de Beatriz Tajuelo, ex de Rivera, tras la debacle de Ciudadanos
    2. Javier Somalo: 'No hay 3.640.000 franquistas'
    3. El enigma murciano: por qué Vox es primera fuerza
    4. Las cuatro posibilidades que tiene Sánchez para desbloquear su investidura
    5. Luis Herrero: 'Peor, imposible'
    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation