Menú

La CECA teme un pánico bancario y defiende la "solidez" de las cajas de ahorros

La Confederación Española de Cajas de Ahorros teme que se produzca un pánico bancario en España tras la intervención de Caja Castilla-La Mancha, y asegura que las entidades tienen una alta “fortaleza y solidez”. en octubre dijo que no se intervendría ninguna caja en España.

0
La Confederación Española de Cajas de Ahorros teme que se produzca un pánico bancario en España tras la intervención de Caja Castilla-La Mancha, y asegura que las entidades tienen una alta “fortaleza y solidez”. en octubre dijo que no se intervendría ninguna caja en España.

(Libertad Digital) El organismo que preside Juan Ramón Quintás esta asustado por la repercusión que pueda tener la primera intervención financiera desde el estallido de la crisis financiera. Por ello, considera de “la mayor importancia” que “todos los comentarios y opiniones que se viertan sobre la actual situación se realicen sobre hechos contrastados y no sobre simples conjeturas, con el fin de evitar malas interpretaciones”.

La patronal defiende que “es necesario mantener un absoluto rigor y responsabilidad al hablar de las cajas de ahorros, cuyas ratios y evolución de resultados ponen de manifiesto su alta fortaleza y solidez”. Pero se trata de un brindis al sol, ya que existen muchas entidades cuya morosidad supera los fondos propios, lo que se traduce en quiebras técnicas.

La CECA asegura que “respalda la decisión del Banco de España de ayudar a la Caja Castilla La Mancha y ofrece su total colaboración a las autoridades durante este proceso.

La CECA descartó en octubre una intervención

El problema es que la credibilidad del organismo que dirige Quintás está en entredicho, ya que el pasado octubre.. El presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, dijo entonces que los poderes públicos no prevén intervenir ninguna caja de ahorro y resaltó la fortaleza del sistema financiero español, al que calificó como "el mejor del mundo".

"Por lo que yo sé, no hay ni de lejos pensada una intervención de este tipo", dijo Quintás, quien dio su "palabra de honor" de no tener el menor indicio al respecto, pese a su estrecho contacto con el Banco de España, que realiza inspecciones "con lupa" sobre las entidades.

Estas declaraciones se produjeron en un momento en el que el Gobierno ya barajaba la posibilidad de intervenir entidades, lo que pone a Quintás bajo la duda. De hecho, en la cadena Cope, este lunes el vicepresidente económico, Pedro Solbes, dijo que la mala situación de la Caja Castilla-La Mancha “no es una cuestión de ahora, sino que viene desde hace meses”.

En la presentación del Foro Estratégico de las Cajas de Ahorro, Quintás dijo en octubre que el organismo que preside Miguel Angel Fernández Ordóñez visita estas entidades "con regularidad y un nivel de profundidad que no se da en ningún otro país", por lo que "si hubiera habido algún problema, ya habría intervenido".

El presidente de la CECA insistió en que lo que entonces era una hipotética intervención sería "innecesaria", y que "si algo tiene el Banco de España es que no le gusta mojarse innecesariamente", sino que centra su práctica habitual en dar consejos "muy razonables", como cuando advirtió contra el crecimiento excesivo del crédito.

“No hay ninguna caja que me preocupe”

"No hay ninguna caja que me preocupe", insistió entonces, si bien pronosticó un aumento de la tasa de morosidad, una reducción del negocio y un menor crecimiento o descenso del beneficio de las cajas de ahorro en la actual coyuntura. Según sus cálculos, aunque se registraran pérdidas, éstas no llegarían en ningún caso a absorber el 60% de las defensas construidas.

En este sentido, Quintás abogó por un ejercicio de responsabilidad para evitar alarmismos innecesarios que podrían desembocar en una "estampida" de ahorradores como la que derivó en la quiebra y posterior intervención del banco británico Northern Rock por parte de las autoridades de Reino Unido. Lo mismo que hace ahora.

Si sólo un cliente retira sus ahorros de una entidad "sólo él sale perdiendo", pero si se produce una retirada masiva se puede producir "un colapso, una tragedia" para la caja o banco que afecte a todo el sistema, porque el negocio de las entidades consiste "en prestar el dinero que les entra", indicó Quintás.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD