Menú

Rodrigo Rato, nuevo presidente de Caja Madrid

La lista electoral encabezada por el ex vicepresidente del Gobierno y ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato, fue votada en la Asamblea General de Caja Madrid por la mayoría absoluta de los asistentes. El resultado fue de 303 votos, de los 325 válidos, con 22 en blanco.

0

La Asamblea General de Caja Madrid aprobó esta tarde la entrada de 195 nuevos representantes, más de la mitad del total, con el 93% de los votos válidos a favor, informaron a Efe fuentes conocedoras del proceso electoral.

De esta forma, el órgano de gobierno de la entidad financiera, que quedará compuesto por 343 representantes, terminó hoy de renovar a 80 consejeros generales en representación de las corporaciones municipales, a 53 de la Asamblea de Madrid, y a 62 de las entidades representativas.

Los elegidos pasarán a formar parte del consejo de administración que, la noche de este mismo jueves, nombrará a Rato presidente de la entidad en sustitución de Miguel Blesa, que abandona el cargo después de más de 12 años. El consejo convocará además una nueva asamblea general dentro de un mes para que el nuevo presidente sea ratificado.

Después de escuchar el informe de coyuntura y discurso de despedida de Blesa, los nuevos consejeros generales elegidos por los sectores de Ayuntamientos, Asamblea de Madrid y las Entidades Representativas votaron junto con los representantes de los trabajadores y los impositores --que no se han renovado en esta ocasión-- de manera secreta en las urnas instaladas en el Auditorio de la Feria de Madrid.

A la salida de la reunión se vio desfilar además a los protagonistas de la negociación, todos ellos nuevos miembros de la Asamblea General de la entidad: el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y aspirante a la presidencia de la caja, Ignacio González; el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, y el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo

Sin sorpresas, el recuento de votos arrojó un resultado unánime a favor de la única lista que se presentaba a esta elección, encabezada por Rato y por el socialista Virgilio Zapatero, que será vicepresidente de la entidad. Esta lista es fruto de las arduas negociaciones desarrolladas en los últimos meses en el seno del Partido Popular, así como con el Partido Socialista de Madrid, Izquierda Unida y los agentes sociales tanto en su vertiente empresarial como sindical.

La lista determina a un total de trece miembros del consejo de administración de la cuarta entidad financiera del país, siete de ellos nuevos, pues algunos repiten en su cargo. De hecho, el consejo celebrará su primera reunión esta misma tarde, donde se constituirá bajo su nueva forma en la que dispone de un miembro más que hasta ahora y designará a Rato como presidente.

Por el sector de ayuntamientos entran 5 personas en el consejo de administración (dos menos que antes de la reforma de la ley), cuatro por la Asamblea de Madrid (antes 3) y cuatro por entidades representativas. Mientras, nueve consejeros que representan a los sectores Trabajadores e Impositores (clientes) no están sujetos a renovación y por tanto se mantienen en sus puestos. 

Según diferentes fuentes, Rato se ha asegurado en la composición de la lista un reparto de cargos que le otorga facilidad de acción y un poder que vendrá a verse reforzado después de que en marzo se lleve a cabo una nueva reforma de la Ley de Cajas autonómica para ampliar a 24 el Consejo de Administración.

Y es que Rato emprende este nuevo reto profesional en un momento determinante para el futuro del sistema bancario español, con un horizonte que podría llevarle a emprender fusiones con otras entidades en el marco de la reestructuración del sector.

El proceso electoral termina así con una importante renovación en los sectores que tocaban ahora elegir, a saber, Asamblea, Ayuntamientos y Entidades Representativas, pues salen 12 miembros y entran 13 del consejo de administración, pero sólo cuatro personas repiten en su cargo.

El Partido Popular contará con 11 miembros en el Consejo: 4 'ratistas' (José Manuel Fernández Norniella, Estanislao Rodríguez Ponga, Ricardo Romero de Tejada y el propio Rato); 2 gallardonistas (Jesús Pedroche y Mercedes de la Merced); 2 empresarios (Arturo Fernández y Javier López Madrid) y dos 'aguirristas' (Mercedes Rojo y Carmen Cafranga).

Asimismo, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha optado por renovar a todos sus representantes en el consejo de administración e introducir personas de su máxima confianza. Respecto al actual, abandonan sus puestos José María Arteta, Antonio Romero y Ramón Espinar, que serán sustituidos por Virgilio Zapatero, que será además vicepresidente de la entidad, el diputado Jorge Gómez y la ex diputada nacional Enedina Alvarez.

Por su parte, el secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, pasa a sustituir a Gonzalo Martín Pascual. También sale del consejo el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, sustituido por el presidente de CEIM, Arturo Fernández.

Despedida de Blesa

Durante esta última cita con la Asamblea General, Blesa también hizo referencia al convulso proceso vivido en la entidad en los últimos meses y lamentó que en su marcha ha habido "más ruido que el deseable" y destacó que podría haber habido "otro camino pero alguien no quiso que fuese así".

Apuntó que en esta última etapa "el camino no ha sido el más adecuado, porque ha habido más ruido que el deseable". "Se podría haber tomado otro camino pero alguien no quiso que así fuera", indicó en una clara referencia a las desavenencias que se produjeron desde finales de 2008 cuando él planteó su reelección, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se opuso. 

No obstante, Blesa se mostró "satisfecho y agradecido" por lo vivido en Caja Madrid. "Satisfecho", dijo, porque deja una caja "más grande, solvente y moderna" que la que encontró y "agradecido" por el apoyo que ha encontrado siempre en el consejo de administración, la Asamblea General y el equipo directivo.

De su gestión, destacó el "salto cualitativo" dado por la caja desde 1996 hasta 2009 y la "trayectoria extraordinaria" emprendida. En concreto, se mostró especialmente orgulloso de la penetración lograda en el extranjero, así como lo conseguido por la Obra Social que, dijo, se ha incrementado un 223 por ciento, con una inversión de 2.100 millones.

Asimismo, Manuel Cobo calificó de "gran día" el de hoy porque la elección de Rato al frente de Caja Madrid es "una garantía de estabilidad" para los clientes y los trabajadores. "El saldo y el resultado final es bueno. Rodrigo Rato, presidente", manifestó.

Además, dijo que el ex director gerente del FMI es una persona "reconocida no solamente por los que le conocen desde hace muchos años en el PP sino también por los que fueron sus adversarios, que también le van a votar".

"Es una garantía de estabilidad para la Caja", subrayó Cobo, quien añadió que Rato es una persona con "una gran capacidad", que lo ha demostrado y que, en estos momentos, "en los que hay en el mundo, en España y en Madrid una situación económica difícil es la persona que todos pondríamos al frente de esta institución".

Francisco Granados, reconoció a su vez que ha sido un año "complicado" en Caja Madrid, "con muchas piedras en el camino" pero que lo importante es el "resultado final" de haber conseguido una lista única, encabezada por Rodrigo Rato, para ocupar los puestos de dirección de la entidad. Destacó que hacía "muchísimo tiempo" que no se veía "una situación de tanta estabilidad" y que, por lo tanto, se queda con esto "a pesar de todas las dificultades".

En este sentido, señaló que se ha cumplido el objetivo planteado, "que es que la candidatura encabezada por Rodrigo Rato saliera por unanimidad" y consideró "una buena noticia" esta decisión para el conjunto de los madrileños. El ruido que se ha producido, dijo, "es lógico cuando hay que negociar con muchísimas partes: con el resto de partidos políticos, sindicatos y con las entidades representativas".

En Libre Mercado

    Servicios